×
Alma Carolina Viggiano
Alma Carolina Viggiano
ver +
La legisladora es originaria de Tepehuacan de Guerrero, Hidalgo, es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido diputada local por el Distrito XV y diputada federal por el 01. Fue la primera mujer en prsidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional y secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad. Escribir a: [email protected]

" Comentar Imprimir
31 Octubre 2016 04:09:00
Testigos protegidos a cambio de privilegios
Hace unos días, distintos medios de comunicación hicieron referencia a la declaración de un presunto delincuente que vinculaba a mi compañero diputado Armando Luna Canales con una supuesta red de lavado y de protección a favor de un miembro de la delincuencia organizada.

Se trata de una investigación que se sigue en España, dentro de la cual se encuentran las declaraciones de algunos testigos protegidos que, además, terminaron retractándose de su dicho. No obstante, se ha permitido que circule el nombre de una persona que ha tenido una trayectoria impecable en la administración pública y que hoy preside la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara de Diputados, donde ha demostrado su entrega por las causas de los derechos de los mexicanos y mexicanas.

Desde hace varios años, la delincuencia organizada se ha convertido en un verdadero problema por el daño que causa a la sociedad y a la economía. Las formas cada vez más sofisticadas para delinquir, en muchos casos, hacen más difícil el poder llevar a los delincuentes ante los tribunales.

Esto llevó a crear mecanismos legales que facilitaran las investigaciones. Uno de estos mecanismos son los testigos protegidos que en México se usan desde 1997. No obstante, 19 años después, su utilidad se ha puesto en duda en más de una ocasión porque se ha usado como alternativa para evadir la responsabilidad de criminales a través de testimonios que no siempre se corroboran pero sí llegan a causar un daño a la imagen e integridad de personas inocentes, además de que la falsedad de la declaración ha provocado que muchos juicios “se caigan”. Sin embargo, algunos medios de comunicación, de manera irresponsable, retoman estas declaraciones sin tener mayor información o sin realizar la investigación que requiere una nota periodística.

Fue durante la Presidencia de Felipe Calderón cuando se usó a más testigos protegidos que en ninguna otra administración, con un total de 336 que fueron usados para acusar a cientos de personas, muchos de ellos no lograron ser vinculadas con la delincuencia organizada porque las acusaciones se basaban en un solo testimonio.

En muchos casos estos testigos se aprovechan de esta figura para formular acusaciones que los jueces desestiman porque la versión declarada resulta inverosímil o porque no se corrobora con otros medios de prueba, es decir, los delincuentes obtuvieron beneficios a cambio de información que no siempre era real.

Una práctica que se acostumbró en el sexenio de Felipe Calderón y que resultó perjudicial, consistía en usar a un mismo testigo protegido en más de una investigación, lo que ocasionaba que llegaran a darse dos testimonios o más, diferentes y hasta contradictorios.

Por otra parte, los testigos protegidos no sólo obtuvieron beneficios como la reducción de la pena sino que también llegaron a recibir apoyos económicos como pagarles la renta de una vivienda y cubrir su manutención.

En Estados Unidos donde sólo en 2013 se usaron más de 16 mil testigos protegidos, según una investigación del Congreso de esta nación, se endurecieron las reglas para su uso porque se descubrió que en muchos casos se llevaron a cabo operaciones secretas o se permitía que los delincuentes continuaran con prácticas ilegales a cambio de información. Así pasó con la operación “Rápido y Furioso”, que provocó que entraran armas ilegales a nuestro país que terminaron en manos de la delincuencia con la autorización de agentes de la DEA.

Por tal motivo, es necesario que revaloremos la utilidad de esta figura y repensemos cómo debe usarse para evitar que se vuelva una vía de escape para la delincuencia con el visto bueno de las autoridades, y que se afecte la dignidad de personas inocentes generando mayor percepción de impunidad y dañando más la imagen de las personas.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add