×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
05 Mayo 2017 04:00:00
¿Tienes miedo o ya te llegó al precio?
“Todos estamos atónitos ante la corrupción”: Ángel Jacinto Noh Tun, diputado infantil durante el séptimo Parlamento Infantil del municipio de José María Morelos, Quintana Roo.

En días pasados, comenzó a circular un video en el cual se puede ver a un niño estudiante de primaria, de una localidad de nombre X-Cabil, en el municipio de José María Morelos, del estado de Quintana Roo, el cual en su discurso lamenta que la sociedad “haya hecho de la corrupción una forma de vivir” y que políticos y gobernantes “hagan hasta lo imposible por conservar sus privilegios”.

Es evidente que las palabras del menor recogen la desesperación de los habitantes de aquel lugar y de varios estados que conforman el territorio nacional, los cuales han sido dilapidados por sus gobernantes, principalmente por aquellos que son distinguidísimos miembros de “esa generación nueva que ha sido parte de este proceso de renovación de la política en México”, según palabras de nuestro presidente Enrique Peña Nieto.

Al igual que en otros estados, en Quintana Roo, el exgobernador, Roberto Borge ha sido señalado por presuntos manejos irregulares en las finanzas públicas; a Borge, la propia comisión de transición del actual Gobierno del Estado ya lo investigaba aun siendo gobernador, por el evidente desvío de por lo menos 2 mil millones de pesos, lo cual se dice ha llevado a la quiebra financiera a esa entidad.

De igual forma a Beto Borge, como de manera afectuosa lo llegó a nombrar nuestro presidente Peña Nieto, se le señala por la presunta venta de 44 predios pertenecientes al Gobierno del Estado que probablemente habrían sido vendidos a precios menores de su valor habitual. Lo peor de todo es que al igual que sucede en nuestro estado, el gobernador actual, Carlos Joaquín González, ha aceptado que hasta el momento no se ha girado ninguna orden de aprehensión contra su antecesor.

Nada nuevo en el panorama político actual de nuestra nación y sus estados, esto en materia de corrupción, la cual, como dijo el niño Ángel Jacinto, nos mantiene atónitos: ¿y cómo no? Si, Según el último estudio de Transparencia Internacional, México cayó 28 lugares en cuanto al índice de percepción internacional de corrupción.

El año pasado, nuestro país se ubicó en el lugar 95, y en 2016 pasó al sitio 123, entre 176 países analizados, tomando en cuenta que Dinamarca y Nueva Zelandia se ubicaron en el primer lugar del conteo, con la percepción más baja de corrupción, al obtener 90 puntos. Además nuestro país obtuvo una puntuación de 30 en una escala que va de 0 a 100, donde 0 es el país peor evaluado en corrupción y 100 es el mejor e valuado en la materia. La calificación actual es 5 puntos abajo de la medición anterior. Es decir, nadie frena el aumento en México de los índices de Corrupción.

Coahuila no se queda atrás, ya que a pesar de los diversos cuestionamientos a las últimas administraciones, mantiene un atraso de casi un año en emitir la necesaria Ley Anticorrupción local, lo que la pone en las 19 entidades federativas que se ha negado a iniciar el proceso de creación de un sistema local Anticorrupción. Esto nos lleva a sumarnos al reclamo de Jacinto y preguntarle a nuestros diputados locales: ¿Qué haces que no legislas para ponerlo tras las rejas? ¿Tienes miedo o ya te llegó al precio?”.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add