×
Rafael Loret de Mola
Rafael Loret de Mola
ver +
Rafael Loret de Mola Vadillo (Tampico, Tamaulipas; 25 de octubre de 1952). Periodista y escritor mexicano, conocido por ser uno de los más serios críticos del sistema político mexicano. Sus libros, muchos de los cuales han sido best-sellers, contienen información confidencial sobre numerosos actores políticos de México. Jamás ha sido desmentido públicamente.

" Comentar Imprimir
09 Agosto 2017 04:00:00
Toda la furia
La arbitrariedad del poder aumenta. En Hermosillo, la comunicadora Alejandra Alegría Alvarado, fue detenida, sin orden de aprehensión ni un solo papel para proceder contra ella, bajo los supuestos delitos de fraude y asociación delictuosa, obviamente prefabricados por el gobierno de Claudia Pavlovich, la hija putativa de Manlio Fabio Beltrones; y en Rosarito, un testigo afirmó que el asesinado colega Luciano Rivera Delgado fue víctima de una persecución y muerto de un solo tiro en la cabeza. Las versiones oficiales dicen otra cosa; los hechos son incontrovertibles.

¡Muera el mal gobierno! En México y en cada rincón del planeta en donde se acose a la libertad de expresión bajo supuestos de faltas prefabricadas o de escenarios montados a gusto de la clase gobernante intolerante. Sólo a partir de marzo, nueve colegas han sido asesinados –no ocho como sostienen algunos rotativos excluyendo a alguno por cuestiones gremiales de bajo monto-, sin que las indagatorias sean efectivas siquiera en los casos más escandalosos y publicitados, como el del escritor Javier Valdez cuyo libro “Narco periodismo” debiera ser de lectura obligatoria... y miren que no suele recomendar ningún texto, salvo los de mi autoría, sea por vanidad o por una pizca de egoísmo. Lo reconozco.

Debe apuntarse que, en esta materia, nuestro país está considerado entre las naciones con mayor índice de homicidios contra periodistas, por encima incluso de las naciones en guerra, con el superficial justificante de que las ejecuciones son consecuencia del clima de violencia generalizado o de los arrebatos criminales de los cárteles... infiltrados en la estructura gubernamental. Es evidente que caen quienes no sólo señalan a los “capos” sino, sobre todo, a los políticos relevantes que sirven a los primeros; éstos son los verdaderamente peligrosos.

La sorda barbarie, abanicada por una clase política inescrupulosa y criminal, es el síntoma más claro de la descomposición aguda de un sistema rebasado por una sociedad que clama justicia; digamos como Venezuela, en donde perdidas las proporciones, se encarcela a los opositores por expresarse contraviniendo acuerdos carcelarios sacados bajo torturas. Hay que subrayarlo: En todos los tiempos, en todas las regiones, a través de la historia, quienes se oponen y critican son subversivos por naturaleza al exigir cambios irreversibles que, por supuesto, exhiben a las tiranías y derrumban los mitos. A mí, lo digo con sinceridad, me causa enorme escozor observar cómo, en Venezuela, se colocan a la par las imágenes del inmenso Bolívar, el libertador, y de Hugo Chávez Frías, cuyos claroscuros se alejan infinitamente de la heroicidad y se acercan más a las de los dictadores de Latinoamérica.

Lo terrífico, para los mexicanos, es que el espejo de la hermana Venezuela, con los riesgos inminentes de una invasión, salpiquen el derrotero social y político cuando debemos dirimir el drama terrible de elegir entre varios suspirantes a quien nos parezca, otra vez, “el menos malo”, cerrados los cauces independientes, esto es sociales, y aplastados los liderazgos naturales.

E-Mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



0 0 1 2 3 4 5 6