×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
24 Febrero 2018 04:00:00
Todo por el poder
La carrera por la presidencia de la República ha comenzado ya con candidatos oficiales de parte de los diferentes partidos políticos, coaliciones y agregados.

Comenzado es un decir, porque desde la aparición en el escenario político desde hace ya un buen tiempo, se sabía quiénes serían los elegidos para representar a las diferentes fuerzas políticas del país.

Para mi gusto, son demasiados partidos en nuestro país, siempre lo he pensado y expresado. Como también me he preguntado ¿Dónde quedó la ideología? ¿Dónde esa pasión por servir a México?
La ideología se perdió y no lo pueden negar quienes andan “saltando” como viles chapulines, yendo de un partido a otro.

Por un lado, hay personas que ingresan a un grupo político en busca de alguna oportunidad, es decir, buscan un “hueso” no con el propósito o deseo de servir a su comunidad, al país, no, sino para vivir del erario.

Otros, van de un lado a otro, simplemente porque buscan obtener un beneficio, haciendo “bola” en plantones y provocan desmanes que ocasionan muchos problemas a los ciudadanos.

¿Por qué se ha permitido tanto desorden en nuestro país? Porque las leyes lo permiten. Parecería que tienen más derechos los revoltosos que quienes respetan las leyes y el orden.

La creación de partidos políticos no beneficia al país menos aún a los ciudadanos. Se han convertido ya en una carga muy pesada para los ciudadanos.

Es bueno que haya elecciones porque de esa manera se permite la participación de los mexicanos en edad de sufragar. Cada ciudadano, con entera libertad y después de haber escuchado las propuestas de los candidatos, de manera libre podrá elegir a quien le haya convencido.

Eso sería lo ideal; contar con buenas opciones en pocos partidos. Que los políticos expusieran ideas claras y definidas para que el ciudadano tenga opciones para elegir a quienes habrán de gobernar o representar.

Lamentablemente la política la han degradado individuos que solo buscan el poder por el poder mismo.

Yo no veo realmente ese amor por México y me entristece.

Veo un México peligrosamente dividido. Un México en disputa por grupos donde la ambición prevalece. ¡Qué triste y lamentable! Una realidad que no se puede ocultar.

Dicen que el agua y el aceite no se pueden mezclar. Pues en política parecería que sí. Al menos, grupos considerados tan diferentes deciden unir fuerzas intentando crear juntos un proyecto único.

¿Realmente existe un partido de derecha o de izquierda? Al ver lo que son capaces de hacer con tal de lograr el poder, no deja de asombrar.

Coaliciones, se les llama. Y se permiten.

Saben que de otra manera, quizás solos no lograrían avanzar o derrotar al adversario. Los partidos políticos se han convertido ya en una carga para los mexicanos. La participación de algunos de ellos no tiene ni siquiera razón de ser.

Convertidos algunos en patrimonio familiar, constituyen una vergüenza para el país que se repartan cargos a los que llegan sin la menor preparación ni intención de luchar por el beneficio de los demás.

Estoy consciente que no les da vergüenza; sería mucho pedir. ¿A quién representan estos individuos? Al pueblo, por supuesto, NO.

Son oportunistas, vividores. Saben que por la vía de hacer campañas, difícilmente llegarían a ocupar cargos. Por eso han hecho caso omiso del sentir del pueblo que desea que eliminen la representación plurinominal.

Una representación que no tiene razón de ser. Como si fuera poco se asignan “dietas” y beneficios insultantes para la clase trabajadora, que tiene que conformarse con salarios de miseria y pensiones que indignan.

¿Quién hace algo por quien entregaron su vida al servicio de instituciones? ¿Quién, para que reciba en su retiro una pensión que le permita vivir con tranquilidad?

Ni gobernantes, ni representantes ante los Congresos, ni sus líderes sindicales, han hecho algo que realmente beneficie al trabajador.

Nuevamente tendremos elecciones. Cada candidato considera que merece ganar.

¿Lograrán convencer al electorado? ¿Cómo responderá el ciudadano el día de la jornada electoral? Confiemos en que todos, salgamos a votar para elegir libremente a quien nosotros, queramos. El voto es un derecho que nos hemos ganado y hay que ejercerlo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2