×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
27 Abril 2018 04:00:00
Torreón, está que arde
Cada vez está que arde la Perla de la Laguna, también conocida como la Perla del Desierto, por su lucha como sociedad haberse instalado en medio de una zona geográfica muy difícil en la que los laguneros han podido superar, ahora se encuentran sumergidos ante su peor enemigo, es decir, la miopía e indiferencia y porque no hasta incompetencia de las mismas autoridades locales.

El regreso del Código Rojo, de la ciudad de Torreón, y ahora sobre las irregularidades de la Presidencia Municipal, que se hicieron evidente por las redes sociales, mismas de las que se quejan, ignoran y minimizan las propias autoridades locales como puro fanatismo y falsas los ha metido ahora en otro capítulo de los escándalos sobre la actual administración dirigida por el alcalde Jorge Zermeño Infante quien a final de cuentas es el que tiene que dar la cara por estar al frente como Presidente Municipal.

Y aunque actualmente se encuentre con licencia para separarse del cargo para iniciar su campaña en busca del voto de los torreonenses, la ciudadanía ya empieza a cuestionarse si fue buena decisión haberlo asignado como alcalde, en la que ahora tendrán una nueva opción para corregir si fue malo o bueno, pero sin adelantarnos al final se verá el resultado.

Por lo pronto los regidores del PRI de Coahuila, hicieron lo correcto en no minimizar el nuevo escándalo público, en formalizar la denuncia ante la Agencia Receptora de Ministerio Público del fuero común, de la Subdelegación Laguna de la Fiscalía General del Estado, en la presunta venta a chatarreros de malla ciclónica compra realizada por el Gobierno Federal y donado específicamente con el propósito de salvaguardar la integridad de los ciudadanos en el perímetro del aeropuerto Francisco Sarabia, situación que ya se encuentra en manos de las autoridades responsables para que se deslinde responsabilidad legal.

Mientras tanto en la sesión de cabildo local, para taparle el ojo al macho, quedó todo muy al estilo político anticuado valemadrista, en la apertura para poder investigar qué es lo que está sucediendo en los supuestos videos que circularon en las redes sociales, mismas que las autoridades en muchas declaraciones piden que hagan caso omiso puesto que se trata de puros fanatismos que tratan de manchar la imagen de la Presidencia Municipal para poderles restar importancia la función del ciudadano vigilante o bien el derecho constitucional del que gozamos todos los mexicanos como el Arresto Civil, contemplado en el Artículo 16 de la Carta Magna.

Las imágenes dicen todo encontrándose en algunos medios de comunicación local que son fáciles de encontrar en el Internet con tan solo buscar “graban a empleados de Torreón robando malla”, y se podrá encontrar fácilmente.

El tratar de minimizar los hechos que se muestran ante las evidencias contundentes que circulan en redes sociales y medios de comunicación locales, estatales y nacionales, a que se tratan de un asunto que le corresponde a las autoridades federales no exime responsabilidad legal con respecto a los involucrados que son personal de nómina, así como vehículo de la Presidencia Municipal de Torreón.

Esas investigaciones internas y sanciones administrativas son como las llamadas de misa en donde solamente suena la campana, pero nadie asiste al llamado, y en lugar de haber hecho eso era proceder en lo correcto en haber interpuesto la denuncia ante las autoridades correspondientes ajeno al Ayuntamiento.

La falta de gobernabilidad local es muy evidente, siendo que la falta de atención a los torreonenses que confiaron en el voto del alcalde Jorge Zermeño, han quedado en total abandono siendo que no se ha visto resultados positivos en el tema de alumbrado público, la pavimentación, opacidad en SIMAS Torreón, en donde solo por recordar que para fechas finales de marzo del presente año dejó sin agua por casi un poco más de tres semanas a 22 colonias, es decir, cortaron el, suministro del vital líquido a 200 domicilios haciendo destrozos a propiedad del ayuntamiento.

Y no se diga en el tema de Seguridad Pública, en la que todo indica que Torreón está ardiendo nuevamente acabándose no solo la tranquilidad de los torreonenses, sino sufriendo graves carencias por culpa de la incapacidad para gobernar ese municipio de Torreón, Coahuila. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2