×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
25 Mayo 2019 03:50:00
Tradición pecaminosa
No son los movimientos culturales, los conflictos bélicos ni las modas europeas sino la salud quien viene a dar al traste con las tradiciones mexicanas.

Almorzar chilaquiles con café negro, comer mole con agua de chía y cenar tamales con atole no era, de ningún modo, barbaridad calificada para nuestros bisabuelos; si enfermaban, o incluso morían, era por enfermedad inexplicable, cierto embrujo o meras, cosa natural. Pero un día, alguien tuvo a bien dedicar su ocio creativo a las correlaciones que hay entre la comida mexicana, nuestros padecimientos más comunes y la razón por la cual los japoneses mueren de otra cosa, pero más sanos que nosotros.

De ser vehículo para el valor y la hombría, toda clase de chiles y sus inconmensurables gamas cromáticas se tornaron una amenaza en pleno para cualquier estómago, así corresponda a hembra o varón. Las tortillas empezaron a ser mal vistas porque se las acusó de pesadas, peligrosas y, además, ordinarias.

Ya puestas en la lista del infierno toda clase de enchiladas, taquitos y tostadas, podríamos habernos quedado con el relleno; sin embargo, la costumbre de darle vida y sabor a la comida con aceites cuyos orígenes van desde el girasol hasta los cacahuates, dieron al traste con la opción. Así, hubimos de conformarnos con asados y planchados a fin de bajarle a los números del colesterol y los triglicéridos, cuyos aromas, para el gusto mexicano, dejan mucho qué desear.

De este modo, ahora masticamos ciertos pollos cocidos en lugar de la tinga y el mole; delgadas piezas de carne roja –una vez al mes- a la plancha, sin cebolla, quesadillas ni guacamole; el arroz dejó sus colores rojo, amarillo y verde para volverse una especie de sushi sin relleno, pero tan pegajoso como este, pues ha de ir cocido, nomás, todo en pro de la salud y en menoscabo de la felicidad.

¿Cómo ha de vivir uno si no lo dejan hacer patria aunque sea con la panza cuando el café, la salsa, las tortillas, la carne de colores y los carbohidratos resultaron mordelones antes que mordidos?
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5