×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
13 Julio 2017 04:00:00
Trago o pensión
La empresa Lockton quien es una compañía privada que hace función de intermediario para varias compañías aseguradoras, considerada como una de las más grandes del mundo y que a su vez trabaja como agente de seguros independientes, alertó que la mayoría de los mexicanos no tendrán el derecho a la pensión por medio de alguna de las instituciones de gobierno, es decir, IMSS e ISSSTE.

Según el análisis realizado por Lockton México, aseguran que siete de cada 10 mexicanos no tendrán derecho a una pensión, debido a que más del 59 por ciento de la gente laboralmente activa se encuentran dentro de negocios informales y aquellos quienes están dentro de formalidad, no les otorgan dicha prestación.

El estudio realizado por dicha empresa con más de 380 colaboradores en México, y quienes tienen el 95 % de retención de clientes, afirman en su estudio elaborado que es muy poco alentador el panorama porque existen pocas aportaciones de retiro y las disparidades con que operan los sistemas de jubilación, es decir, las percepciones a recibir aquellos quienes si tienen derecho a pensión son cantidades mínimas, comparadas al nivel de vida.

Solo por mencionar el 75 por ciento de los empleados sumados en sus totalidades, o sea, entre IMSS e ISSSTE van a recibir menos de 130 dólares al tipo cambiario.

Es bueno que la empresa Lockton México, realizara este estudio, aunque sea alarmante faltó indagar lo más importante, que es el por qué las empresas formales e informales evitan la inscripción de sus trabajadores dentro de alguno de sus sistemas a derecho de pensión.

Aunque no se trata de un gran secreto, ni para los trabajadores y ni mucho menos para las mismas autoridades, ya que se trata de un secreto a gritos de algo que con sentido común ya se sabía que sucedería al no existir un beneficio fiscal.

Desde una de sus reformas fiscales que hizo ya hace algunos años, en donde en lugar de premiar aquellos comercios, empresas y corporativos que tenían a sus trabajadores inscritos a la plataforma del IMSS e ISSSTE, todo parece que los castigaron desde el momento que declararon como gastos no fiscales toda la nómina.

Esto significó en pocas palabras que más del 50 por ciento del gasto directo de cualquier empresa, desde la más pequeña, mediana y grande siempre será el gasto de nómina, es decir, los pagos de los sueldos de los trabajadores dejaron de ser considerados como deducible de impuesto, por consiguiente, es considerado como una ganancia.

Así tampoco es deducible la liquidación de un trabajador, porque tampoco es considerado fiscalmente como un pasivo, como para poderlo deducir, o sea, para SAT, no figura con un valor sino solo como un recaudador más.

Era cuestión de solo dejar pasar los años para ver el impacto que cada vez se ve proyectado de manera desalentadora, pero es una cuestión que las mismas autoridades provocaron y orillaron a los generadores de empleo a tener que evadir ciertos derechos a los trabajadores.

Esas son ahora las nuevas condiciones para poder ser contratado ya sea en un negocio informal, lo mismo que en una formal y la aceptación por parte de los mexicanos es muy sencilla, ya que solo hay de dos sopas.

Trabajo para comer o bien trabajo para una pensión. No es muy difícil de escoger cuando las condiciones del país no son nada alentadoras cuando existe desempleo y la vida pega en donde más duele, que es el estómago, es decir, el hambre. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



top-add