×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
13 Septiembre 2015 04:05:28
Transparencia y sindicatos (II)
Hace una semana se publicó aquí mismo que por ley, los organismos sindicales en Coahuila están obligados a transparentar sus finanzas, datos administrativos y decisiones relacionadas con el liderazgo y la representación de sus agremiados. La legislación vigente considera multas para los líderes que incumplan. El Instituto Coahuilense de Acceso a la Información, responsable de aplicar la ley en este caso, tiene una empresa difícil. Como ejemplo, a continuación se cita una pieza de lo que en realidad es el sindicalismo en Coahuila y la manera de pensar de sus protagonistas.

“Yo no le tengo que rendir cuentas al Gobierno Federal, ni estatal, ni municipal, ni a los medios, ni a la sociedad; yo le tengo que rendir cuentas a mis agremiados”, atajó molesto el dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) delegación Coahuila, Mario Enrique Morales Rodríguez, cuando quien esto escribe le preguntó, el 28 de febrero de 2013, sobre la necesidad de que los sindicatos se transparenten ante la sociedad y quienes
representan.

La charla con el dirigente obrero fue dos días después de que la profesora Elba Esther Gordillo, hasta entonces máxima dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), fue detenida por agentes de la PGR al ser acusada de desviar 2 mil 600 millones de pesos del gremio magisterial. “Este tipo de liderazgos –el de Gordillo– denostan al sindicalismo, a los dirigentes sindicales, de ahí que muchos de los medios generalicen cuando hablan de ellos.
Habría que ponerle pelos y señales cuando se tenga que hacer una acusación”, advirtió. Las entrevistas con Mario Enrique siempre son complicadas ya que intenta imponer a los reporteros las actitudes vigentes en su cacicazgo sindical que inició hace más de 30 años. Esta vez no fue la excepción y el mandamás de la CROC reviró con dureza.

– Además de Gordillo, la sociedad cuestiona a líderes sindicales que se eternizan en el poder, se le comentó.

“La gente es la que tiene la decisión, no es que se eternicen. Si la gente los quiere tener ahí, ahí estarán, y si la gente los quiere quitar, los van a quitar. Quien pone, quita ¿Ustedes estuvieron en 2010 en mi elección? ¿No? Pues qué lástima, porque vinieron cerca de mil 500 gentes de todo el estado. Esto no es que uno quiera, sino que la gente quiera y les digo: búsquenle, a ver qué líder es el que se enriquece y sáquenlo al balcón, por favor, y si soy yo, también”,
respondió molesto.

– ¿Cuánto tiene al frente del sindicato? “Treinta años, más los que se acumulen”.

– Su dicho de sólo rendir cuentas a los agremiados coincide con la postura de Elba Esther. “Pues si ella le rendía cuentas a sus agremiados y sus agremiados no se daban cuenta de que estaban siendo desfalcados, es problema de ese gremio”.

– Pero esto parece ser parte de la idiosincrasia del sindicalismo mexicano…

“No señor. Pero insisto, a quien le debemos rendir cuentas es a los que los aportan (las cuotas), no sé quien más tenga interés en ello y si es interés sano, además”.

– En el caso de la CROC, ¿qué sistemas de transparencia tiene hacia los trabajadores? “Rendirles cuentas”.

– ¿Pero con qué procedimiento? “Rendirles cuentas, rendirles cuentas, rendirles cuentas a ellos. ¿Cuál es el interés para que lo sepan ustedes? Se les rinde cuentas a ellos”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2