×
El Marques
El Marques
ver +
Columnista Político Puedes escribirle a: [email protected] También manda tus comentarios a: twitter @_palaciorosa

" Comentar Imprimir
27 Marzo 2017 04:10:00
‘Trapitos’ al sol
En pleno domingo, muy cerca de Semana Santa, pero también del arranque de las campañas electorales, Felipe Calderón Hinojosa y Humberto Moreira Valdés sacaron al sol los “trapitos” de sus respectivos gobiernos, el primero como presidente del periodo donde se recrudeció la violencia a lo largo y ancho del territorio nacional, y el segundo como gobernador de un sexenio que terminó convulso por la deuda y la inseguridad.

El panista, que como presidente declaró la guerra al narco y a partir de ahí se desató la violencia en el país, llegó a Saltillo para respaldar a su compadre Guillermo Anaya en el registro como candidato a la Gubernatura, y sin pensarlo desenfundó y disparó consignas en contra del priista, a quien cuestionó con dureza, pues desde su punto de vista dejó hacer al crimen organizado en las distintas regiones del estado.

La relación Calderón-Humberto no fue buena como presidente y gobernador, pero ahora que los dos andan en otras cosas, el primero como promotor de las aspiraciones presidenciales de su esposa, y el segundo en el intento de llegar al Congreso local, es mucho peor.

PRESIDENTE ESPURIO

El exgobernador y candidato a diputado pluri del Partido Joven, Humberto Moreira, no tardó en responder al “presidente espurio” que “robó la presidencia” al entonces perredista y ahora “moreno” Andrés Manuel López Obrador... Moreira rechazó las acusaciones de Calderón respecto a permitir “comodidades” a “cabecillas” del narcotráfico en el estado, y rechazar la ayuda de las Fuerzas Armadas, como la Secretaría de Marina Armada de México, y al viejo estilo de “como veo, doy”, se abalanzó en contra del panista para acusarlo de “ladrón”, “hocicón” y hasta de “asesino”.

Si Calderón le dijo que en el PRI no lo quieren y por eso buscó refugio en el Joven, Humberto le recordó que como panista perdió todo en su natal Michoacán, donde “lo aborrecen”.

A menos de 24 horas de anunciar que haría campaña en todo el estado para tratar de sumar al Partido Joven 100 mil votos y garantizar por lo menos dos diputaciones de representación proporcional, “El Profe” acompañó a su registro a candidatos del PJ que también buscan llegar al Palacio de Coss y a los ayuntamientos. En este marco, reiteró su respaldo a Miguel Riquelme como candidato a gobernador, y a Manolo Jiménez para la Alcaldía de Saltillo.

ESPALDARAZO

La cúpula del panismo nacional se hizo presente la víspera en Saltillo para respaldar la candidatura de Guillermo Anaya Llamas, quien primero acudió al Instituto Electoral a registrarse, y después se dejó querer en un encuentro con miles de simpatizantes. Lo acompañaron el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés; el expresidente de México, Felipe Calderón; el exsenador y exsecretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, y su amigo, el Gobernador de Durango, José “El Güero” Rosas Aispuro.

Anaya, quien para no errarle respaldó su discurso con teleprompter, también tuvo el respaldo de su esposa y de sus hijos, y de los dirigentes de los partidos que integran la coalición Alianza Ciudadana por Coahuila: PAN, UDC, Primero Coahuila y Encuentro Social.

CHILO, INDELEBLE

Tarde, pero sin sueño, y dicen que hasta despeinado, apareció Isidro López Villarreal en el evento masivo cuyo protagonista fue Guillermo Anaya, luego de solicitar al Instituto Electoral de Coahuila su registro como abanderado a la Gubernatura. Chilo no estuvo en el evento del IEC, como muchos panistas esperaban, y al del Lienzo Charro Enrique González llegó tan tarde que su presencia pasó desapercibida para la mayoría de los asistentes y de los invitados especiales.

Otro alcalde panista y exaspirante a la candidatura, ahora en manos de Memo Anaya, que tampoco figuró, fue el de Monclova, Gerardo García Castillo, quien según nos comentan hasta anduvo agazapado.

Los que sí se dejaron ver fueron los otros aspirantes: Marcelo Torres, la senadora Silvia Garza Galván y su compañero de bancada Luis Fernando Salazar Fernández. Por cierto, el senador lagunero tuvo cuidado de no encontrarse cara a cara con el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, a quien según nos comentan, no se le olvida que lo llamó “traidor” cuando supo que no sería el nominado.

POR ACOMEDIDO

Al que de plano le llovieron críticas por andar de oficioso fue al director con licencia del DIF Saltillo, Iván Guerra Lara, quien en un intento por quedar bien con el candidato a la Gubernatura y aparecer como hacendoso ante Felipe Calderón, Ricardo Anaya y el resto de los invitados de primera fila, consiguió una escoba y literalmente barrió el templete que minutos después pisó Memo Anaya para ofrecer su discurso.

No es que la plataforma estuviera sucia, estaba cubierta de papeletas en azul y blanco, los colores del panismo y fueron lanzadas con pistolas de aire a manera de ambientar el lugar. Si Guerra, quien se quedó en el camino de conseguir ser candidato a la Alcaldía quería quedar bien, lo hizo verse pésimo.

FALTAN TRES

A una semana de que inicien las campañas, sólo faltan tres candidatos a gobernador de acudir a registrarse. Hoy es la fecha límite y lo harán Mary Telma Guajardo, del PRD; José Angel Pérez, del Partido del Trabajo, y el priista Miguel Riquelme, quien por cierto no tiene previsto evento multitudinario, pues recién lo tuvo en el parque Las Maravillas.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add