×
Francisco Garfias
Francisco Garfias
ver +

" Comentar Imprimir
04 Abril 2014 04:06:44
Tronó y le habló de ‘tú’ a Aristegui…
No me podía despegar de la radio a pesar de que ya iba tarde a la grabación del programa A Quemarropa de Azteca Opinión. Eran las nueve de la mañana. La voz de Cuauhtémoc Gutiérrez, entonces todavía dirigente del PRI-DF, se escuchaba agresiva, amenazante, tosca.

Le hablaba de “tú” a la periodista Carmen Aristegui, pero no en un tono de confianza, sino de arrebato, de rabia, de impotencia.

El hombre estaba fuera de sus cabales. La influyente conductora había balconeado la red de prostitución del presidente del PRI-DF, financiada, según la investigación de MVS, con dinero del partido.

Las ponían en la nómina como secretarias.

“Esa es una mentira y es una invención que no acepto porque la nómina está a la orden del día. Revisa si hay edecanes ahí. Si la revisas a detalle ojalá me pudieras señalar a las edecanes que tú dices que fueron pagadas con el erario público (sic)”.

Y más adelante: “Es una diatriba, me parece que todo este montaje que han venido realizando no está acorde a la realidad. Incluso presentaré una denuncia ante la Procuraduría para que se investigue la supuesta red de prostitución que ustedes dicen que se tiene y que, bueno, salga a la luz pública lo que tenga que salir”, dijo.

No duró mucho la entrevista. Tres o cuatro minutos. Aristegui lo cortó con un elegante: ¿Algo más?

■ MVS reprodujo uno de los engañosos anuncios para enganchar “edecanes” que tomó de “El Universal”:

“Solicito personal femenino (que) labore en oficinas gubernamentales, (entre) 18-32 años, disponibilidad de horario. (sueldo entre) 8,000 (y) 14,000 pesos mensuales. Citas (al): 6280-15-44, 55-2785-34-06. (con) Adriana Rodríguez”, dice el anuncio reproducido por MVS.

De acuerdo con el reportaje, a las “edecanes” las contrataban en el Instituto de Capacitación y Desarrollo Político del PRI.

Era allí donde describían el “trabajito” que tenían que hacer: sexo oral y vaginal con el dirigente del PRI-DF, al que el partido del Presidente de la República sostuvo contra viento y marea, a pesar de tener responsabilidad en broncas interpartidarias como la que mandó a Rosario Guerra al hospital y la obligó salirse del tricolor.

■ Lo que no pudieron hacer ni María de los Ángeles Moreno ni Beatriz Paredes ni Rosario Guerra lo logró un excelente trabajo periodístico.

El CEN del PRI reaccionó al vergonzoso tema con la velocidad de la luz. Sacó un comunicado en el que anuncia la separación de Cuauhtémoc Gutiérrez como presidente del partido en el DF. La “licencia” se extenderá el tiempo que las autoridades realicen las investigaciones correspondientes.

Y más: “El PRI reitera su disposición para brindar todas las facilidades a la Procuraduría del DF, para que realice su trabajo con agilidad y rapidez y, llegado el caso, solicite a las autoridades judiciales el fincamiento de las responsabilidades que procedan”.

■ A Gutiérrez de la Torre lo entrevistamos en junio del año pasado.

El “basuritas junior” —como le dicen sus adversarios internos— nos dio una curiosa explicación sobre la imagen negativa que lo persigue en forma permanente. “Mi delito es el de portación de cara prohibida”, nos dijo el ahora dirigente con licencia del PRI-DF.

Esta confesión de que es poco agraciado físicamente la completó con otra sorprendente aseveración: “No soy un santo, pero el 90% de lo que se dice de mí son mentiras”.

En esa ocasión nos hizo en forma espontánea una especie de declaración patrimonial:

“Tengo dos departamentos. Uno de tres millones y otro de dos millones 400 mil pesos. Dos espectaculares de doble vista en las carreteras. Uno en la México-Puebla. Otro en la México-Pachuca. Los rento en 30 mil pesos (cada uno). Un restaurante en Veracruz y la casa de Cuemanco que me heredó mi papá. No es una mansión. Mide 300 metros”.

Omitió hablar de sus cuentas bancarias. Ni una palabra sobre eso.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2