×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
24 Agosto 2018 04:00:00
Trump contra los medios
“La mejor arma (de los medios) es la credibilidad y la independencia, que solo mantendrán respetando escrupulosamente los principios del periodismo”. Fue una noticia que acaparó varios espacios en distintos medios del mundo. Fue el editorial que publicó esta semana el diario The New York Times, coordinado con otros 300 medios de los Estados Unidos, respondiendo a un llamado del Boston Globe. El texto aparece cuando los ataques de Donald Trump contra la prensa se han intensificado a niveles insospechados, habiendo llegado a llamar a los periodistas “enemigos del pueblo”.

Ya no se trata solo de llamar a las verdades que no le gustan “fake news” (noticias falsas), es ir más allá contra los medios de comunicación tradicionales.

El editorial hace un llamado a los lectores, donde se les pide que no pierdan de vista que, por lo general, las principales víctimas de estas campañas de odio no son los medios poderosos, como la CNN, The Washington Post o el propio The New York Times, sino los pequeños medios locales, como los diarios o las radios regionales (lo mismo que pasa en Perú, me dice una persona, con la “ley mordaza”), les pide que se unan a ellos y los elogien cuando crean que han hecho algo bien y los critiquen cuando piensen que podrían hacerlo mejor.

La misiva periodística insiste en una de las máximas de la profesión: la permanente pugna de la prensa con el poder político.

Toma el ejemplo de Thomas Jefferson (expresidente de los Estados Unidos), uno de los padres fundadores, que en 1787 escribió a un amigo: “Si tuviera que decidir si debemos tener un gobierno sin periódicos o periódicos sin un gobierno, no vacilaría un instante en preferir esto segundo”.

Veinte años más tarde, luego de ser Presidente, Jefferson pensaba distinto: “No se puede creer en nada de lo que se ve en un periódico. La propia verdad se vuelve sospechosa al figurar en un medio tan contaminado”, cuestión de pensamientos.

Trump decidió pasar a los actos desde el principio de su mandato y, con un lenguaje de una beligerancia endiablada, le ha proclamado la guerra a la prensa.

Como dice el diario El País al reseñar el texto del Times: “Trump ataca a los medios de comunicación porque, sin ellos, lo mismo que sin el control de instituciones, a cuyo frente está situando a sus acérrimos leales por encima de cualquier consideración de mérito o capacidad, cree despejar el camino para actuar como un autócrata en el interior de una de las más consolidadas democracias del mundo”.

Han hecho bien los medios estadunidenses en no coger el guante de las provocaciones y mantenerse al margen de esta guerra declarada por Trump, cometerían un error gravísimo si para enfrentar estos ataques decidieran atrincherarse en posiciones beligerantes, que los llevarían a incurrir en la manipulación de la información para enfrentar a su “enemigo”.

Ahora, más que nunca, la mejor arma de cualquier medio en los Estados Unidos es la credibilidad y la independencia, que solo mantendrán respetando los principios del periodismo. Porque, como recuerda The New York Times, “una población informada está mejor equipada para erradicar la corrupción y, a largo plazo, promover la libertad y la justicia”.

PUNTO Y APARTE

La empresa canadiense Magna anunció una nueva inversión en nuestro territorio por más de 150 millones de dólares, con la generación de más de 3 mil empleos, lo anterior en el marco de la gira de trabajo del gobernador Miguel Riquelme por Canadá.

Magna superará las expectativas de empleos que iban a generar en todas sus plantas instaladas en Coahuila, de 14 mil actuales a 17 mil 400. Este anuncio de la nueva inversión de Magna sin duda reitera que Coahuila es un estado confiable para la llegada de capitales y que gracias a sus condiciones de seguridad, de competitividad y de mano de obra, la industria encuentra en nuestra entidad una tierra fértil para crecer. ¡Ánimo! Buen fin de semana.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2