×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
28 Diciembre 2016 03:00:00
Trump: la peor noticia
Una de las peores noticias del año fue la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, después de una campaña de odio. México fue uno de los objetivos de la vesania del candidato republicano, cuyo periodo empezará el 20 de enero en medio de la expectación mundial. El presidente Peña tuvo el desatino –de entre muchos, este resultó ser uno de los peores– de oxigenar la campaña de Trump cuando ya todo el mundo lo daba por desahuciado. Para la redacción del bisemanario Espacio 4, esta es la sombra del año:

“Donald Trump es un nombre que no ha dejado de mencionarse desde que se llevara a cabo el inicio de la convención nacional republicana, en Cleveland, el 18 de julio de 2016, para determinar los nombres de quienes optarían por representar al partido paquidérmico en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Solo que, en aquella fecha, la inmensa mayoría lo llamaba bufón y nadie lo consideraba capaz de convertirse en el máximo líder de la nación más poderosa del mundo. Ya sabemos cómo terminó esa historia.

“Su nombre dejó de ser sinónimo de millonario iluso para convertirse en presidente electo. Y las consecuencias nefastas se han sucedido una tras otra, sin que tome aún posesión del cargo, especialmente para los latinos, musulmanes y otras minorías que no se verán bien representadas en la próxima administración estadounidense. Aun antes de que se conociera el resultado de las elecciones, Trump ya había llamado ladrones y violadores a los mexicanos que llegaban en busca de oportunidades a Estados Unidos y dio por hecho que sacaría de territorio nacional a todos los indocumentados y levantaría un muro en la frontera, mismo que, por si no bastara, iba a pagar México.

“Sin embargo, eso no fue lo peor, con tal carta de presentación los mexicanos tuvimos que soportar la invitación que Enrique Peña Nieto le hiciera al magnate neoyorkino para recibirlo en Los Pinos. Tras el diálogo, al presidente lo llamaron traidor, pero la afrenta fue para todos. Los musulmanes tampoco la llevan bien con Trump. Actualmente siguen bajo la amenaza de no permitírsele la entrada a Estados Unidos mientras el terrorismo aceche a Occidente. Y en términos de Derechos Humanos, ¿qué esperar de alguien que dejó en claro estar a favor de las torturas para obtener información confidencial?

“En el escenario económico las cosas no marchan mejor. El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica pende de un hilo porque no es del agrado del presidente electo y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte se mantiene a la expectativa de revisión y próximas condicionantes –referente al establecimiento de nuevas tarifas arancelarias– que pudieran determinar la permanencia o no de su más importante socio económico.

“El peso mexicano es otra víctima directa. Cede cada día y los expertos aseguran que después de enero, cuando Trump instale sus valijas en la Casa Blanca, el dólar llegará a cotizarse a 23 pesos, si no más. Ante tales expectativas, Fitch Ratings acaba de poner en perspectiva negativa la calificación crediticia de México, aunque sostenga su actual BBB. Además, prevé que para 2017 el ritmo de crecimiento económico quede por debajo del dos por ciento.

“No en vano, Agustín Carstens, quizás por aquello de curarse en salud, prefirió renunciar a su cargo de gobernador del Banco de México para ocupar la dirección del Banco de Pagos Internacionales. Sombra entonces para Donald Trump, cuya futura presencia en el Despacho Oval ya tiene en vilo a muchos estadounidenses junto con toda la comunidad internacional que teme verlo un día desencadenar una hecatombe nuclear”.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add