×
Alma Carolina Viggiano
Alma Carolina Viggiano
ver +
La legisladora es originaria de Tepehuacan de Guerrero, Hidalgo, es abogada por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y tiene especialidades en las materias civil, procesal civil y mercantil en la Ciudad de México, así como diversos diplomados en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y en el Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE). Ha sido secretaria general del PRI en Hidalgo y coordinadora estatal de campaña de Miguel Ángel Osorio. Anteriormente ha sido diputada local por el Distrito XV y diputada federal por el 01. Fue la primera mujer en prsidir el Tribunal Superior de Justicia de Hidalgo; fue integrante fundadora del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial. Fue coordinadora estatal de la Comisión Interinstitucional para el Nuevo Sistema de Justicia Penal en Hidalgo; secretaria de Planeación y Desarrollo Regional y secretaria de Desarrollo Social en la misma entidad. Escribir a: [email protected]

" Comentar Imprimir
23 Enero 2017 04:05:00
Tú ganas, yo gano
“No compartimos el mismo pasado, pero compartimos el mismo futuro”. Bill Clinton

A muchos mexicanos nos está costando trabajo decir “el presidente Trump”, lo cierto es que nos guste o no, es el Presidente de la nación más poderosa del mundo.

El mundo ya se encontraba en un ambiente de incertidumbre económica y enojo social que hoy con la presencia de Trump se hace más evidente.

Para los mexicanos una preocupación importante es el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, un tema de gran relevancia que podría afectar nuestra economía.

Hay voces que aseguran que debemos manifestar nuestro enojo con Trump, dignos y orgullosos. Los hay fatalistas que sólo ven un panorama negro. Los hay llenos de miedo y la oposición, que busca el lado de mayor ventaja electoral.

Lo cierto es que poco sabemos acerca de la realidad y de nuestras ventajas, que como en toda negociación las hay, al igual que desventajas, por lo que existe interdependencia entre ambas naciones, sobre todo en lo comercial.

México tiene más de 190 años de relaciones diplomáticas con Estados Unidos que en muchas ocasiones han sido complejas, la realidad es que son y serán nuestros vecinos y principales socios comerciales con quienes cada minuto comercializamos cerca de un millón de dólares.

De acuerdo con el Banco Mundial, nuestro país es la onceava economía del planeta y somos líderes mundiales en exportaciones de productos como aguacate, limones, tequila, cerveza y pantallas planas. En cualquier parte del mundo seríamos un buen vecino y un buen socio.

Estados Unidos tiene alrededor de 322 millones de habitantes, de los cuales cerca de 35 millones son de origen mexicano y 6 millones de empleos en Estados Unidos dependen directamente del comercio con México y otros millones de manera indirecta.

Todos los días un millón de personas y 437 mil vehículos transitan de manera legal por los 58 cruces fronterizos a lo largo de los más de 3 mil kilómetros entre ambos países.

Tan sólo en 2015 el intercambio comercial entre México y la Unión Americana superó los 532 mil millones de dólares y fue superior que la suma con Japón, Alemania y Corea del Sur.

Podríamos seguir analizando muchas otras cifras, lo cierto es que la única vía conveniente para nosotros es la negociación.

El pasado fin de semana me reuní con hombres y mujeres que desde la sociedad civil buscan transformar la realidad de miles de personas que por alguna circunstancia viven con desventaja o vulnerabilidad social.

Uno de ellos me dijo algo que me hizo reflexionar enormemente sobre los retos que hoy enfrentamos y seguiremos enfrentando, dijo: “Mi filosofía y la que les inculco a mis alumnos es la de ganar, ganar. Es decir, si tú ganas yo gano, si tú pierdes, en algún momento yo pierdo también”.

En conclusión, si a mi vecino le va mal, a mí también me irá mal. México es un gran país, ojalá que quienes generan opinión pública sean capaces de alimentar la unidad en lugar de la división; el nacionalismo en lugar del populismo; con visión de Estado, no electorera. Todos podemos ganar o todos podemos perder. México somos todos.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add