×
Químico del Amor
Químico del Amor
ver +

" Comentar Imprimir
10 Abril 2017 03:00:00
¿Tus discusiones son muy dolorosas y repetitivas?
Esta pregunta es enviada por un amigo de redes sociales. En un equipo de basquetbol, los cinco integrantes están conectados y enfocados a una meta, si uno de ellos juega para su beneficio personal, corren el riesgo de perder. En una pareja si uno de los dos es egoísta sucede lo mismo. Lamentablemente somos animales de hábitos (homo sapiens), nos acostumbramos a cierto tipo de convivencia, sea negativa o positiva.

¡nueve de cada 10 peleas las gana únicamente ella, y la otra la empata! Por lo tanto, la persona que pierde, tiene que hacer las cosas a escondidas para evitar más conflictos. Cada vez reclama menos hasta que decide “llevar la fiesta en paz”. Otra situación de abuso es cuando uno de los dos es exageradamente celoso; hay que hacer la aclaración, los celos son normales hasta cierto punto, es natural competir con posibles pretendientes para mantener a la pareja a nuestro lado, todos los animales lo hacen: algunos ocupan todo el tiempo libre de su ser amado, el problema empieza cuando los celos se convierten en abuso.

Por ejemplo, pedir contraseñas (Facebook, correo electrónico, WhatsApp) es una invasión a la intimidad, prohibir amistades porque la pareja piensa que son una amenaza, prohibir que asista a reuniones laborales o sociales por celos son señales de abuso. Como el típico caso de que la dama no puede usar cierto tipo de ropa porque al marido le parece inapropiada o el novio que le dice a la chica: “No vamos a salir hasta que no te cambies de ropa”, son señales de abuso. La pareja es para quererla no para poseerla.

Otra conducta típica de abuso es el actuar de manera egoísta: todavía no son esposos, pero uno de los dos paga los gastos del otro, es normal que un caballero invite a la dama: comida, detalles, etc, sin embargo, es desproporcionado que se haga cargo de su manutención, pagar renta, comida, ropa y hasta atención médica, ¿y que tal si no se quedan juntos? Es una relación desequilibrada donde uno da mucho amor sin pedir nada a cambio mientras que el otro únicamente se deja querer y condiciona su amor.

Cabe mencionar que la naturaleza nos ha regalado la capacidad de evolucionar, y uno de los sistemas de mejoramiento en el ser humano son las neuronas espejo. Estas células nos permiten identificar emociones en la otra persona y producir reacciones químicas que nos ayudan a hacer empatía, es decir, hacen que nos importen los sentimientos de los demás. Al ver una madre batallando en el camión con su bebé en brazos, el cerebro registra las señales en su rostro de desesperación al estar de pie, con una mano sosteniendo a su hijo y con la otra bien agarrada para no caer, e inconscientemente sentimos su necesidad, algunos deciden ayudarla y ceden el asiento. Alguien batalla al empujar su coche, las neuronas espejo entran en acción y sentimos su apuro por colocar el vehículo en un lugar seguro. Por lo tanto, algunos deciden ayudarle.

Nuestra personalidad está definida por dos factores: genética y medio ambiente. La genética es el ADN heredado por nuestros padres (así como heredamos enfermedades también heredamos el carácter de nuestros progenitores) y el medio ambiente es el resultado de cómo nos trataron durante la infancia. Entonces si naturalmente tenemos la maquinaria para ser compasivos, ayudarnos y cuidar a la pareja… ¿Por qué una persona es abusiva y otra no? Hay varias respuestas: fue algo que aprendimos en la niñez, nos enseñaron que merecíamos todo, era permitido gritar y mandar a nuestros padres o también algún desequilibrio a nivel neuronal heredado donde el flujo de la serotonina u oxitocina está disminuido… pero es un tema largo que platicaremos después. La reciprocidad es una característica del amor verdadero, si tu pareja no te corresponde la relación está enferma, te recomiendo pedir ayuda.

¿Las discusiones son muy intensas? ¿Tu pareja es demasiado celosa? ¿Te prohíbe ver a tus amigos? ¿Quieres saber más? Facebook: el químico del amor. (En el muro encontrarás mucha información gratuita).

¿Él ya no es romántico, detallista ni cariñoso? ¿Hace mucho que no hacen el amor? ¿Prefiere estar con sus amigos o trabajar todo el día a estar contigo? Asiste a la conferencia del 27 de abril, cupo limitado reserva 844 1000 862. ¿Quieres que el dolor termine? ¡Tengo la solución! Separa tu cita.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2