×
Arturo Guerra LC
Arturo Guerra LC
ver +

" Comentar Imprimir
22 Noviembre 2015 03:00:37
Tus oraciones y tus obras de caridad han llegado hasta Dios
De Hechos de los apóstoles, 10

Cornelio era un centurión muy buena gente. Una vez un ángel le dijo: “tus oraciones y tus obras de caridad han llegado hasta Dios”.

¡Qué bonita manera de explicarnos lo que pasa con las buenas oraciones! Cada oración sincera y auténtica sube a Dios. Le llega a Dios. Por decirlo de algún modo, es así como Dios se mantiene al día de cómo vamos.

Algunas personas piensan que la oración no sirve para nada y creen que quienes oran no tienen nada con qué entretenerse o usan poco el cerebro al confiar más en una entidad etérea que en su propia capacidad de enfrentar los retos. O que de plano son fanáticos tontos exaltados y manipulados por otros fanáticos inteligentes.



Jennifer Fulwier es una católica conversa que antes pensaba cosas parecidas sobre los creyentes. Tras encontrar la fe, hizo un estudio de qué hábitos se reflejaban en la vida de grandes hombres y mujeres que con la fuerza de la fe transformaron profundamente su entorno.

Algunos de esos hábitos que ella detectó fueron que aquellas personas tenían citas diarias con Dios y que solía ser la primera cosa que hacían por la mañana.

Esto puede ser visto desde dos perspectivas:

Algunos dirán: Esos hombres y mujeres, si hicieron lo que hicieron, fue gracias a su fuerte vida interior de unión con Dios.

Otros dirán: Reconocemos que esas personas han hecho algunas obras buenas en el mundo, pero qué pena que hayan desperdiciado tanto tiempo en la oración.

El debate seguramente seguirá. Mientras tanto, numerosos creyentes seguirán transformando su entorno desde la certeza que nadie puede arrebatarles de que toda buena oración y toda buena obra suben hasta Dios.

Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2