×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
06 Octubre 2017 04:00:00
Un aeropuerto digno
Desde pequeño mi papá me llevaba al aeropuerto de Saltillo –aunque está en Ramos Arizpe, así está catalogado dentro del código aeroportuario, como de la capital de Coahuila de Zaragoza–. Me gustaba ir a ver los aviones como a cualquier niño; me fascinaba ver el aterrizaje y el despegue de las aeronaves. En una ocasión, de esas primeras veces que volé en avión, y ya arriba, le pregunté a mi papá que si en el cielo está Dios. Me dijo que sí, y yo por más que lo busqué y busqué entre las nubes, nunca lo vi. Muy sabiamente, el señor Reyes Oliva, mi padre, me dijo: “Aunque tú no lo veas, Él te ve (Dios) y te cuida”. Así me devolvió la sonrisa y mi creencia, la cual sigue intacta. Aunque no lo vea, Dios está con nosotros.

Hago referencia al aeropuerto de Saltillo porque próximamente estrenará nueva cara. Administraciones pasaron y mucha gente decía: “el Aeropuerto de Saltillo parece Central de Autobuses”, “somos de rancho con ese aeropuerto...”

Unos dicen que sí, otros que no, pero lo que sí vale la pena decir es que ahora el aeropuerto de Saltillo o de la Región Sureste es más funcional, y que entra a una nueva etapa. Así se suma a la dinámica que la Región tiene actualmente y que es reconocida por su constante desarrollo y crecimiento.

El Aeropuerto Plan de Guadalupe recibió la categoría de aeropuerto internacional en 1987. El crecimiento de la región generó la necesidad de realizar mejoras en esta terminal aeroportuaria.

El gobernador Rubén Moreira lo dijo en su momento: “Gracias al apoyo del Gobierno de la República, de nuestro amigo Alejandro Gutiérrez, se obtuvieron recursos para realizar acciones que permitan la modernización del Sistema Estatal Aeroportuario, cumpliendo así con el Plan Estatal de Desarrollo”, porque no solamente se remodeló la terminal de Saltillo, sino también el de Piedras Negras, la cual ya usé una vez como pasajero comercial y quedó muy bien.

Ahora, la remodelación de la terminal del Aeropuerto Internacional Plan de Guadalupe permite contar con espacios más amplios y modernos, ya que se renovó el total de interiores y exteriores, y se construyó un segundo piso, lo que incrementa su capacidad para 200 pasajeros más.

Se rediseñó el flujo de movimiento de personas, lo que permite mayor funcionalidad y seguridad, y se crearon nuevas áreas para diferentes servicios, además de que se cuenta con un nuevo equipo de seguridad para revisión de pasajeros y equipajes.

Se instaló un aeropasillo de abordaje, comúnmente conocido como “gusano”, y se dotó de iluminación led. Así, hoy, la terminal aérea tiene una ampliación del 50 por
ciento.

Un dato importante que me comentó la gente de mi amigo Luis Gerardo García, “El Yayo”, es que se utilizaron 70 toneladas de acero, 270 metros cúbicos de concreto, 645 metros cuadros de muro cortina de cristal y 2 mil 500 metros cuadrados de piso nuevo en toda la terminal.

Además de estas remodelaciones, ya se había instalado un sistema de aproximación y destello; se construyó la calle de rodaje golfo y se rehabilitó la pista. Esto trae consigo más seguridad a todos los que lo usan y trabajan ahí.

La visión del Gobernador Rubén para llevar a cabo esta obra es fundamental. Si bien se ha trabajado arduamente en educación con las 8 nuevas universidades y 235 preparatorias, además de la creación de más de 160 mil empleos, tener un aeropuerto digno, no de rancho –como decían algunas personas–, moderno y funcional, da un “plus” más a Región Sureste, como en su momento y ahora tienen los habitantes de la Región del Norte del estado.

Yo, en lo personal, celebro este tipo de obras porque dan una cara moderna al visitante. Coahuila está en pleno desarrollo y una muestra de ellos, es esta gran obra.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2