×
Abdel Robles
Abdel Robles
ver +
Licenciado en Ciencias de la Comunicación egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Reportero sección policiaca en Editora El Sol, reportero sección local El Norte, coeditor del vespertino Extra de Multimedios, director editorial del Periódico La Voz de Monclova, director Editorial de El Diario de Coahuila, Comunicación del Municipio de San Nicolás de los Garza, NL, director editorial de Zócalo Piedras Negras, y actualmente editor en jefe de Zócalo Monclova

" Comentar Imprimir
22 Marzo 2015 03:10:31
Un aviso del trasero
Dijeron que era para el drenaje, abrieron la zanja y luego la dejaron, vinieron las lluvias y aquello se volvió una poza de lodo y agua.

Metro y medio de reto…

¿Brincamos?

Chibirico y Ganso con los brazos en jarra miden el riesgo, yo hago como que no estoy, le digo a La Rata Armando, que si por mala suerte llego a caer en el pozo, hasta allí llegaron mis negros días… “Me hundo Porque la poza está honda, me acuerdo que estando seco allí me escondía”.

Los ingenieros dicen que agarrando vuelo desde el tamarindo, podrán abrir las puertas y flotar sobre la poza con la gracia de una gacela para caer al otro lado.

“¿Tas trolis o qué?”… Quise advertirlo, pero Chibirico ya iba camino al tamarindo…

Estiraba los pasos para medirlos… Luego regresó otra vez para medir la cantidad de zancadas necesarias… Marcó el sitio exacto en donde dejaría el suelo para elevarse, estirar sus cortas piernas y pegar un brinco de dos metros de longitud para aterrizar sano y salvo al otro lado.

Ganso lo siguió con los mismos pasos largos… Midió en cuartas el espacio entre el sitio del impulso y el comienzo de la zanja.

“Te falta una cosa”, dijo La Rata, caminando en derredor del par de novatos ingenieros del ingenio…

“¿Qué falta?”

“Calcular los chingadazos que te va a dar tu madre cuando llegues como puerco a tu casa”.

¡Cierto… Cierto!… Chibirico se quedó congelado, con el pensamiento que elevaba sus alcances.

El salto lo harían encuerados…

“¿En cayucos?”… “¡Totalmente!… En puros cayucos”

Bueno, eso eliminaba el riesgo de enlodar la ropa, pero imponía otro riesgo… Que lo vieran a uno en pelotas y vinieran burlas…

“Ira… Trais unos cartones, ira… De allá con doña Carlota, los ponemos aquí como una barda y nadie nos va a mirar”.

Me ofrecí a colocar cartones en la calle… Colocarlos como valla para cubrir, pero no iba a saltar… ¡Claro que no!

“Yo no voy a andar en cuirias en la calle”…

No discutieron, fuimos a traer el montón de cartones… Íbamos a tomar uno cada quien, entre el Chéchere… Yuri Remolinos… El Pique… Y su servilleta…

Formar la valla para cubrir a los encuerados.

Listos todos, Chibirico fue el primero en quedar totalmente en pelotas… Abrió las patas y “campaneó” levemente… “Para que no se me peguen los huevos en las piernas, porque pueden estorbar” Cinco años…

¡Cinco años!… aquel iba a ser el salto más largo para un chaval de aquella edad… Cinco años y dos metros en el aire.

Se agachó como los corredores… Estiró los brazos sobre la calle en posición de “liiiiiistos”… ¡Y el disparo! ¡Tremendo disparo!…

Se le salió un pedo estruendoso… Que papaloteó…

“¡Saaaanto culo delator!”, gritó Chéchere, repitiendo la frase que su madre dejaba escapar cuando se le salía una flatulencia sonora.

Pero Chibirico no estaba para distraerse… Se mantuvo concentrado y emprendió la carrera… Agarró vuelo y su negra humanidad en vez de elevarse, hizo maniobra de aterrizaje…

Tropezó o algo parecido y fue a dar de clavado a la poza…

Breve, desapareció de nuestra vista… “¡Ya se ‘ogó este pendejo!” “¡Cállate l’ocico!”, debí corregir el mal presagio del Chéchere y nos acercamos todos al borde…

Salió ese pequeño Golem agitando brazos y gritando por ayuda…

De buenas que había una rama cerca, se la dimos y lo jalamos entre todos…

La libró, esa vez la libró…

Bañado en lodo se tiró en el suelo… Meneó la cabeza, no supo cómo había ocurrido aquello.

“Desde el pedo”, dijo Checherengüe… “Desde el pedo hubieras dicho que no, ya estaba que no ibas a pasarlo… ¡El culo siempre avisa!”.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2