×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
04 Febrero 2019 04:00:00
Un burdel famoso
Patrick, Nev.- Hizo de Nevada el único estado donde la prostitución es legal. En su historia de altibajos, fue incendiada, reconstruida, cerrada por el IRS y vendida en eBay por el precio de una casa modesta. Ahora está de vuelta. En sus 40 años, el Mustang Ranch ha visto el asesinato de un contendiente de boxeo de peso pesado y un propietario que huyó del país para esquivar a los federales. Ha escuchado innumerables historias que nunca serán contadas y conoce nombres que nunca serán pronunciados.

Al igual que el ave fénix que se levanta de las cenizas, los llamativos edificios de estuco rosa que albergan las cunas de sus prostitutas se encuentran en una nueva ubicación, bajo una nueva administración y con mejor aspecto que nunca.

“Es como el Empire State Building o la Estatua de la Libertad. El Mustang siempre va a estar allí”, dijo Love, usando su nombre de trabajo. Ella estaba en el Mustang cuando Joe Conforte lo dirigía y está de vuelta en la versión restaurada. “Lo han hecho incluso mejor que el original”.

Conforte, ahora de 80 años, llegó a Nevada a mediados de la década de 1950, procedente de Oakland, California, donde trabajaba como taxista.

Abrió un burdel ilegal en Wadsworth, a unas 25 millas al este de Mustang e inmediatamente se enfrentó a Bill Raggio, entoces fiscal de distrito en la cercana Reno y ahora al líder de la mayoría en el Senado de Nevada. Intentó sin éxito poner a Raggio en contacto con la hermana menor de edad de una prostituta. Le costó a Conforte 22 meses tras las rejas. Raggio dijo que no tenía respuesta sobre la reapertura del Rancho Mustang. “No está en este condado, así que no voy a comentar”, dijo.

Conforte se casó con la propietaria del burdel, Sally Burgess y las dos tomaron el Mustang Bridge Ranch a unas 10 millas al este de Reno en 1967. Cuatro años más tarde, el condado de Storey se convirtió en el primer burdel legal en el estado y del país. La prostitución es legal en 10 de los 17 condados de Nevada y tolerada en otros dos. Cerca de 27 están en funcionamiento. Los esfuerzos para prohibir la prostitución no han llegado a ninguna parte en la Legislatura de Nevada, aunque el gobernador Jim Gibbons prometió firmar cualquier proyecto de ley contra el burdel que caiga sobre su escritorio. Gibbons dijo que incluso su madre creía que la prostitución legal tenía su lugar en Nevada, creyendo que era mejor tener prostitutas “reguladas, controladas y probadas que caminando por las calles de Reno”. Pero el Gobernador dijo que los tiempos han cambiado. “Esa es una perspectiva histórica, pero durante el último medio siglo, hemos madurado”, dijo. Raggio, un enemigo de la prostitución legal, dijo que no tenía intención de presentar un proyecto de ley contra el burdel. Mientras Conforte amasaba una fortuna de su burdel de 104 habitaciones, permanecía en constantes problemas con los federales y con los gobiernos locales que no podía comprar. Un gran jurado en Reno encontró vínculos estrechos con los funcionarios de Reno-Sparks en 1976, pero no hubo acusaciones. En 1982, un gran jurado en el condado donde se encontraba el Rancho Mustang determinó que Conforte tenía una influencia inusual en el condado e implicó al fiscal de distrito y al alguacil. Nuevamente, no se devolvieron las acusaciones después de una investigación de 2 1/2 años.

El Rancho Mustang fue incendiado en 1975 en un aparente incendio provocado. Conforte lo reconstruyó. Y en 1976, un guarura del burdel mató el boxeador Óscar Bonavena. El lugar era administrado por Sally Conforte y Joe Conforte se manejaba pricipalmente en efectivo y llevaba pocos registros. En 1990, el IRS (el SAT gringo) estaba harto de sus travesuras fiscales y se apoderó del rancho, poniendo al gobierno federal en la posición insólita de dirigir un burdel. Fracasó y el rancho fue cerrado con candado por primera vez.



Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2