×
Denise Maerker
Denise Maerker
ver +

" Comentar Imprimir
17 Noviembre 2010 04:00:01
Un futuro sin sorpresas
Chiapas es la entidad con el segundo mayor índice de marginación

Hay de malas noticias a malas noticias. La que acaba de ponernos Mexicanos Primero”delante de nuestros ojos es de esas que deberían quitarnos el sueño a todos. No se trata de un caso de negligencia puntual o de corrupción despreciable, no, estamos ante el retrato puntual y acabado del fracaso del más sentido de los proyectos del siglo 20 mexicano: la construcción de la unidad nacional y de la posibilidad de ascenso social individual a través de la educación pública y gratuita.

Durante décadas se han invertido millones de pesos en la educación pública para darnos a todos los mexicanos, pero sobre todo, a los que menos tienen, la posibilidad de arrancar en condiciones de relativa igualdad y para que los niños no sean víctimas de su condición social original. Fue un rotundo fracaso.

El estudio que presentó ayer la organización Mexicanos Primero nos muestra con datos que hoy el sistema educativo no tiene ningún efecto nivelador y que los resultados de los niños son el resultado de su origen socioeconómico. Como lo dicen ellos: “La diferencia la lleva el estudiante a la escuela con el capital cultural de su casa y la escuela se conforma a esa diferencia”, no aporta nada más.

Así no hay sorpresas: Chiapas es la entidad con el segundo mayor índice de marginación y en términos de educación es la de mayor rezago, los niños indígenas son los que peores resultados obtienen y los que pagan educación privada logran los mejores. En este escenario, la educación pública repite y reproduce las condiciones económicas de quienes van a la escuela, no las corrige, ni siquiera marginalmente. Es trágico.

La responsabilidad no es de ahora, sino de quienes nos han gobernado los últimos 30 ó 40 años. Sin embargo, el Gobierno actual carga con la loza de no haber hecho de este tema una de sus prioridades.

No sé cómo podemos dormir todos, pero menos entiendo ¿cómo le hace Elba Esther Gordillo? Porque en estos datos está la mejor explicación de que miles de jóvenes opten por la migración, en los lugares en que la pobreza no ha destruido también las estructuras familiares, o de plano por el crimen, ahí donde a la falta de recursos hay que agregar la pérdida de cualquier contención familiar.

Es el futuro lo que se lee en esas páginas, y no es nada bueno.

Dice el Gobierno de Tamaulipas que mañana regresan a Ciudad Mier las familias que despavoridas abandonaron esa población la semana pasada y que desde entonces viven en un albergue en el municipio vecino de Miguel Alemán. No regresan, ¡los quieren regresar! La gente en el campamento tiene miedo porque dicen que no hay condiciones para volver. El Gobierno nada les garantiza, pero, eso sí, quiere acabar con la molestia de tener desplazados por razones de guerra.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2