×
Carmen Aristegui
Carmen Aristegui
ver +
Carmen Aristegui Flores. Periodista y conductora de programas de radio y televisión de amplia experiencia y reconocimiento en México.

" Comentar Imprimir
22 Enero 2016 05:10:34
Un libro sobre la cama
Las autoridades mexicanas han dicho que el pasado 6 de octubre −4 días después del encuentro con Kate del Castillo y Sean Penn- “El Chapo” Guzmán logró huir de un operativo de la Marina, realizado en el Triángulo Dorado de la Sierra Madre Occidental. En el lugar donde se refugiaba el célebre Joaquín Guzmán Loera, la Marina Armada de México encontró -según video difundido- afiches personales, una decena de camisas marca Barabas, una computadora laptop HP modelo i7 y un libro encima de una de las camas en la que, presuntamente, dormía el criminal.

En el video puesto a disposición de los medios se muestran los aposentos en los que “El Chapo” pasaba sus horas antes de que la Marina arribara a lo que las autoridades llamaron “Nido Montaña”, un lugar a 2 mil metros de altura en esa cadena montañosa.

De la computadora encontrada apenas se tiene referencia en notas de prensa, pero nada se ha dicho de su contenido. Si, como se deja ver, se trata de la computadora de “El Chapo” abandonada en su huida, las autoridades tendrían más elementos para realizar el improbable maxiproceso que debería ocurrir en México, a la altura del capo que acaban de recapturar. El investigador Edgardo Buscaglia afirma que en cualquier país con un sistema medianamente funcional la captura de un capo de estas dimensiones derivaría en cientos de causas criminales en contra, no sólo de más capos, sino de cientos de políticos, empresarios y otras figuras relacionadas con la organización, maquinaria criminal y estructura de negocios de la que forma parte “El Chapo” Guzmán.

El maxiproceso que debería ocurrir en México tendría que asemejarse a los que se han visto en otros lugares del mundo a partir de causas criminales extendidas, pero nadie está siquiera hablando de eso. El especialista de la Universidad de Columbia dice que no habrá aquí investigaciones que busquen desmantelar esa estructura criminal. En su pronóstico, el pacto de impunidad que prevalece en los más altos niveles de la política mexicana es tan fuerte y el nivel de exigencia de los ciudadanos aún tan débil que no veremos un maxiproceso como sería obligado en un sistema medianamente funcional. Lo que queda es la extradición a Estados Unidos, como premio de consolación. Lo del libro encontrado sobre la cama resulta una cosa fascinante. Si fuera cierto que estaba siendo leído por Guzmán Loera -hay que poner distancia, habida cuenta de que versiones oficiales o filtraciones no siempre empatan con la realidad- estaríamos ante un gran asunto. El libro es, ni más ni menos, Zero, Zero, Zero, del escritor y periodista italiano Roberto Saviano. Se trata del autor de Gomorra, un best seller que ha vendido millones de libros y que trajo para él no solo fama mundial, sino una situación de peligro que hace que su vida transcurra acompañada de agentes de seguridad. En Gomorra, desmenuzó las entrañas de la Camorra italiana, su sistema y ramificaciones de negocios en decenas de ciudades del mundo; puso nombres y apellidos, conexiones, detalles y desató un gran escándalo que derivó en la apertura de causas judiciales de alto impacto, a partir de las cuales quedó bajo la mira de los criminales. La mafia lo amenazó de muerte. Desde entonces vive bajo protección policial, fuera de su país de origen.

Después de varios años, Saviano volvió a escribir, ahora sobre los ejes en los cuales está montado el negocio de la cocaína. El negocio que hoy mueve al mundo y que no se puede entender si no se entiende a la mafia mexicana. Saviano ha dicho que no se les debe llamar narcotraficantes a los capos mexicanos, sino mafiosos: “... tienen una organización de reglas, estructuras, son un capitalismo armado, donde la violencia también es la forma a través de la cual reafirman su negocio”. “Si no conoces México, no conoces el mundo de hoy”, dijo Saviano en una entrevista sobre Zero, Zero, Zero. Hablamos de “una especie de turbo capitalismo, que no tiene reglas. Los cárteles mexicanos facturan toneladas de dinero y lo hacen a nivel global. Se trata de un país joven, dinámico, con muchos recursos y mucha corrupción. En este momento, el sistema financiero que pasa a través de México lo convierte en un punto central de la economía contemporánea... Los grandes bancos americanos y europeos han declarado que han blanqueado millones de dólares del narcotráfico. El gran sistema internacional ha aceptado este dinero, porque llega líquido, en efectivo”. ¿Estaba leyendo, realmente, “El Chapo” el libro de Saviano? Y si no fue él, ¿quién dejó -entonces- ese libro sobre la cama? El cártel de Sinaloa se ha extendido por decenas de ciudades del mundo, sus ramificaciones, negocios y alcances tienen dimensiones planetarias. Si no hay un maxiproceso en México, ¿lo habrá en Estados Unidos, con “El Chapo” extraditado?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2