×
Tomás Mojarro
Tomás Mojarro
ver +

" Comentar Imprimir
14 Diciembre 2017 04:00:00
Un Madrazo más
Señor Ochoa Reza, presidente del Revolucionario Ins.: por la radio escucho su muletilla machacona al referirse a “Pepe Mid”, candidato presidencial impuesto en Los Pinos, cuyo mérito mayor consiste en no militar en el PRI, lo que supone que no se ha revolcado en ese charco de corrupción que tiene a todos ustedes emporcados desde la cabeza hasta los pies. Pero, señor Ochoa Reza, “Pepe Mid” no va a imponer un nuevo programa de gobierno, sino que, sin militar en el tricolor, va a tener que darle su tóxico continuismo.

¿Con su “Pepe Mid”, señor Ochoa Reza, México tendrá esperanza de mejorar? ¿Por qué no varía usted su cantinela de que “Pepe Mid” es la salvación del país, que “Pepe Mid” va a terminar con la pobreza y que con “Pepe Mid” México será una potencia mundial? Enfríese ya con su “Pepe Mid”.

Por otra parte, señor, ¿no le parece una falta de dignidad y decoro personal que hoy, cuando imponen al PRI un candidato ajeno, a usted me lo hayan puesto a tragar sapos crudos, y en ayunas, y sin hacerle ascos, alabando a un burócrata ajeno al tricolor? A usted me lo han puesto a deshacerse en ditirambos a favor de un funcionario con alma blanquiazul, y tan pragmático como un priista más, que ahora se bebe los “vientos” (¿me entiende?) del PRI. Tal para cual en el bataclán de esa barragana tricolor que apodan PRI.

Sus elogios a “Pepe Mid” me recuerdan el chistorete aquel del gitano que cabalga en una mula para venderla en la feria. Todo de blanco hasta los pies vestido, casi al llegar al lugar de la susodicha feria espanta a la mula, que pega un reparo y arroja al jinete en medio de un lodazal.

Pálido de rabia y mirándose el traje enjarrado de lodo, el gitano se queda viendo con odio a la mula, le lanza dos o tres vituperios y termina doliéndose:

–Y lo peor, hijo de la tiznada, es que en la feria voy a tener que hablar bien de ti.

De “Pepe Mid”, señor Ochoa Reza.

En fin, que yo lo comprendo, no tenía Peña de quién echar mano que no significara un insulto para las masas sociales. ¿Escogerlo en la ralea de sinvergüenzas que empolla el partido, de la catadura de los Duarte, Borge, Yarrington y compinches? Y qué remedio: a lo pragmático tragar sapos y designar a uno exento del sambenito de priista. Ese fue “Pepe Mid”, a estas horas arropado, apapachado, cachondeado por prácticamente todos los medios de acondicionamiento social. La náusea. Señor:

Por qué, priista usted mismo, por qué no insinuó al de Los Pinos que no precisaba caer en el recurso desesperado. Todavía, según observo la situación, antes del suicidio les quedaba un último recurso, el del clavo ardiendo, el Madrazo final, que hoy lo trajese a usted pregonando: “Ruby Madrazo llevará a México a ser potencia mundial”.

¿Recuerda usted a Roberto Madrazo? ¿Lo habrá podido olvidar? Aquí, en su obsequio, señor, y por que advierta que el priista posee el perfil adecuado y reúne en su persona todas las condiciones para mudarse a Los Pinos, pergeño la biografía de su distinguido correligionario:

Licenciado Roberto Madrazo. Desprestigiado en el juego y rejuego politiquero del 2006, una docena de cajas repletas de documentos originales lo exhibieron de ladrón. ¿Entonces? ¿Algo le faltaba hoy día, que tuvieron ustedes que echar mano de un mediocre tecnócrata?

Este Madrazo continúa mañana. (Vale).
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2