×
JC Mena Suárez
JC Mena Suárez
ver +

" Comentar Imprimir
02 Febrero 2017 03:00:00
Un mil… agro
Actualmente hay muchas personas que sufren enfermedades crónicas como diabetes, alta presión, reumas o mareos, entre otras, que son resultado en muchas ocasiones del acelerado estilo de vida, malos hábitos de sueño y alimentación, además del estrés… pero lo más grave es que dependen del uso constante de medicamentos para mantener un estado de salud estable.

No sólo es el sufrir los padecimientos (esa es una carga personal del enfermo), debemos incluir que en muchos casos los fármacos no son fáciles de conseguir porque se terminan en el Seguro o no hay en las farmacias y el precio de cada uno suele ser extremadamente elevado para la mayoría de las personas.

Hay cantidad de enfermedades que en esta temporada se pueden contraer fácilmente, tales como la influenza, la gripe, infecciones de todo tipo, etcétera. Todas ellas requieren una atención inmediata que de entrada genera un costo de consulta más una receta especializada para comprar medicamentos más caros que no causen un efecto adverso con los de la enfermedad crónica, por lo que el desembolso es mayor en estos casos.

Automedicarse no es buena idea, podría estar tomando algo para una enfermedad que no tiene y causar un gran daño a su organismo, además podría ir en contra de las indicaciones del medicamento principal para la enfermedad crónica.

Cuando va uno a la farmacia ya no hay medicamentos baratos, todos cuestan arriba de 500 pesos y para la mayoría son imposibles de costear. ¿Cuál es la solución? Algunas farmacias ofrecen medicamentos genéricos, dicen que es lo mismo pero más barato, pero no dan el mismo resultado.

Me comentaba un doctor amigo: “Compre esto de patente, no genérico”. Por algo lo dijo, aparte otra persona dijo que las farmacias tienen mucho margen de ganancia en los genéricos y que por eso dicen que es lo mismo, tratando de convencernos de llevarlos.

¿Cómo le van a hacer las personas para comprar los de patente? Son mucho más caros y atienden enfermedades crónicas graves como la presión, la diabetes, la artritis, el corazón, el hígado…; todos cuestan arriba de 500 pesos, para algunos, la mitad de su sueldo semanal en un solo medicamento.

No nos extraña que las personas vivan tan preocupadas por ganar suficiente dinero para comprar los medicamentos, es su vida lo que está en juego y van a buscar la manera de comprarlos.

Con estos precios tan altos de los fármacos, y considerando que van a llevar más de uno de los que cuestan arriba de 500 pesos, la frase al ir a comprarlos podría ser: “¿Cuánto me llevo para surtir la receta? ¿Alcanzará con esto o necesitamos un mil… agro?”.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2