×
Rafael Loret de Mola
Rafael Loret de Mola
ver +
Rafael Loret de Mola Vadillo (Tampico, Tamaulipas; 25 de octubre de 1952). Periodista y escritor mexicano, conocido por ser uno de los más serios críticos del sistema político mexicano. Sus libros, muchos de los cuales han sido best-sellers, contienen información confidencial sobre numerosos actores políticos de México. Jamás ha sido desmentido públicamente.

" Comentar Imprimir
03 Junio 2018 04:00:00
Un momento de reflexión
Será un día importante. Amanecemos y sabemos que están por instalar las mesas electorales en el país. Puede llover el primero de julio... o caer un aguacero sobre las urnas inhibiendo a los votantes. Cualquier cosa es factible bajo el dominio de las viejas mafias, las del poder que confluyen a cuanto entendemos como “sistema” y las del crimen organizado con lujo de impunidad y exceso de prepotencia: Ya avisaron que no prosperará ninguna candidatura no avalada por los capos. Será difícil a los vencedores remontar la sospecha.

No existen órganos electorales confiables porque son reductos o consecuencias de los cacicazgos estatales. Y de esta manera, de antemano, se prevé una escandalosa tendencia a proteger a los candidatos “palomeados” desde el centro del país y con la anuencia de los gobernadores a quienes se ha encargado el derrotero de los comicios, como si se trataran las casillas de cuarteles rebosantes de intimidaciones. Así y todo, millones votarán y espero que lo hagan con absoluta libertad. Es el camino, por ahora, para protegernos aún cuando pongamos la Iglesia en manos de Pilatos.

Pero, por favor, no apuntalen a los pillastres como en los casos que hemos reseñado hasta el cansancio. Ustedes ya los conocen y no voy a violentar la sequía analítica obligada por una ley electoral limitada a los intereses de la cúpula gobernante. Eso no. Pero sí puedo explicar que seguir la corriente acabará por destruirnos a todos, poco a poco, hasta la ignominia. Y no es este el panorama que pretendemos para quienes vienen detrás. No lo olvidemos: #cerocobardía.

Veamos, sin mencionar partidos ni siglas para no violentar el ánimo ni dar cauces a las torpes alegaciones sobre si se debe perseguir a los periodistas que informen o den seguimiento al proceso el día de la jornada comicial, dentro de menos de un mes, –como si la libertad fuera como el uniforme que no puede traspasar las mamparas de una cantina-, cuáles son las posturas divergentes a las que enfrentaremos en estas horas para “cumplir” nuestros deberes, más bien nuestros derechos, de ciudadanos conscientes.

1.- Los apoyadores del continuismo para quienes es indispensable una concurrencia “aceptable”, esto es de más del 40 por ciento, para avalar con ello el apoyo recibido a sus candidatos. Aseguran que cuando no es masiva la afluencia suele suceder que gana la tendencia a mantener el estado de cosas y, por ende, no se preocupan demasiado por si las colas son o no largas.

2.- Quienes desean conservarse en el primer piso de la residencia oficial, tras infortunados traspiés difíciles de superar en la conciencia colectiva, alegan que, después de todo, deben compararse los resultados de las administraciones federales en cuestión de estadísticas o de estabilidad financiera, a sabiendas de que esta, la rectoría económica, hace mucho tiempo que no depende de los “sabios” nacionales resignados a seguir, sin variar un ápice, los lineamientos del Fondo Monetario Internacional.

¡No caigan en más mentiras y manipulaciones! ¡Cuando llegue la hora voten libremente pensando en el México del futuro y no en del pasado!


E-Mail: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2