×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
06 Noviembre 2015 04:00:12
Un OPLE idependiente
El 29 de octubre, el consejo general del Instituto Nacional Electoral (INE) designó a quienes ahora integran el nuevo Instituto Electoral de Coahuila, el cual tendrá como nombre Organismo Público Electoral de Coahuila; en dicha sesión los integrantes del consejo nacional designaron por mayoría a la licenciada Gabriela María de León Farías, como presidenta del consejo general de este nuevo Instituto, esto a pesar de no contar con experiencia en la materia electoral, así como de no haber sido propuesta originalmente para ocupar tal cargo.

De igual forma, fueron aceptados como consejeros los ciudadanos Alejandro González Estrada, Karla Verónica Félix Neira y Gustavo Alberto Espinosa Padrón. Por tres años, Larissa Ruth Pineda Díaz, María de los Ángeles López Martínez y René de la Garza

Por tal motivo, el 3 de noviembre los funcionarios rindieron protesta y declararon el inicio de los trabajos tendientes a la preparación de las elecciones a celebrarse en 2016. En el evento la ciudadana Gabriela María de León Farías rindió protesta como presidenta del citado OPLE de Coahuila, asegurando que dicho instituto sería dirigido con “absoluta independencia y autonomía”, por lo que la ciudadanía y los partidos políticos debemos darle el voto de confianza.

Palabras más palabras menos, la nueva presidenta dijo: “Me comprometo a presidir los trabajos del Instituto Electoral de Coahuila con absoluta independencia y autonomía para garantizar que este árbitro electoral vele por el equilibrio de las fuerzas políticas y ciudadanas mediante la promoción, organización y defensa de la voluntad soberana del pueblo a través del sufragio”.

Según su dicho, la hoy presidenta del nuevo Instituto Electoral de Coahuila cuenta con toda la voluntad e intención de hacer las cosas de la mejor manera, ya que, hasta se atrevió a decir que la austeridad y el manejo responsable de los recursos públicos serán parte de las políticas del Instituto Electoral.

Todo lo manifestado por la nueva presidenta sería por demás positivo, pero, lo malo es que todo esto lo dijo a sabiendas de su nula experiencia en materia electoral, desconocimiento sobre el presupuesto, estructura, sueldos y personal del nuevo instituto, (como ella misma lo reconoció) y sin siquiera contar con una Ley Orgánica y reglamentos que normen la vida y funcionamiento de esta nueva institución que, de entrada, verá mermada su autonomía debido a que financieramente dependerá del Estado, como hasta ahora sucede.

Como consecuencia de lo anterior, los coahuilenses lejos de sentirnos afortunados por las hermosas aseveraciones emitidas en el citado evento, debemos empezar a preocuparnos, ya que desde ahora se corre el riesgo de que las palabras externadas por la nueva titular del OPLE Coahuila sean sólo parte de la demagogia a la que nos han tenido acostumbrados los anteriores presidentes de los institutos electorales estatales, quienes por el desconocimiento en la materia, no tuvieron otra opción que obedecer órdenes una vez que asumieron sus cargos, acabando de tajo con la supuesta autonomía que en la letra se le había adjudicado.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @Ricardo Torres_1
Imprimir
COMENTARIOS



top-add