×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
18 Abril 2015 04:08:15
Un país con riqueza y millones de pobres
Desde hace muchos años, el principal problema de nuestro país, sin lugar a dudas, es la pobreza en la que viven millones de compatriotas. Pobreza que, por cierto, coincide con una grosera desigualdad económica.

De acuerdo con datos de la Coneval, más de 50 millones de mexicanos tienen algún nivel de pobreza, de los cuales 10 millones están en la pobreza extrema, es decir, sin los recursos suficientes para cubrir su propia alimentación.

Así mismo, cerca de la mitad de los 50 millones de pobres se encuentran por debajo de lo que se denomina línea de bienestar mínimo, que implica no tener asegurado el acceso a la educación y a los sistemas de salud.

La desigualdad no solo se da entre las personas. También se observa entre las entidades federativas. Existe una alta concentración de la pobreza en el sur del país y en algunos estados del centro de la República Mexicana. En Chiapas, 4 de cada 5 personas se ubica en algún nivel de pobreza.

Le sigue Guerrero y llama la atención que Puebla se encuentre en el poco decoroso tercer sitio, por encima de Oaxaca.

En el otro extremo estamos nosotros. Coahuila, a pesar de las dificultades de nuestra geografía y nuestro clima, ocupa el segundo sitio con menos pobreza en el país. Solo nos supera el estado de Nuevo León. Estamos mejor que prácticamente todo México

Ahora bien, no solo preocupa la pobreza. Inquieta la desatención del problema. De entrada, los partidos políticos se manifiestan muy poco con relación a dicho aspecto en sus propuestas, en sus campañas electorales. No existen compromisos concretos para mejorar el clima socioeconómico de los mexicanos.

Hay que subrayar que no es algo sencillo de solucionar, ni se resuelve por decreto. Se requiere compromiso real.

Se precisan entre otros aspectos los siguientes tres:

Generación de empleos estables. Considerar al trabajo como algo sagrado. En las crisis económicas no podemos responder con el despido de los trabajadores como la primera medida para equilibrar los gastos. Es importante que en todo el país se hagan esfuerzos para traer inversiones, para generar empleos. En ese sentido es positivo lo que ha ocurrido en Coahuila en dicha materia.

Un sistema de salud de calidad para todos. La situación de la gente con niveles altos de pobreza se agrava muchísimo con una enfermedad. ¿Qué hacer ante un cáncer o ante cualquier enfermedad? ¿Qué es preferible: ver morir al familiar de hambre o de la enfermedad que padece? Simplemente no hay recurso para comprar al mismo tiempo alimento y medicina.

Apostarle a la educación. Es la mejor inversión que puede hacer una sociedad. Más años de escuela representan progreso y bienestar para todos. Y debe ser una educación de calidad con maestros bien preparados, bien pagados, con recursos materiales para realizar correctamente su labor docente, con el número correcto de estudiantes a su cargo. Una educación básica, media y superior de calidad para todos.

Ahí estÁ la labor de nuestros políticos. En el combate a la pobreza debe estar la función primordial de nuestros gobernantes. Y hay que atacarla con más empleo, más salud y más y mejor educación.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) | @cmoreira38_5
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2