×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
22 Diciembre 2018 04:00:00
Un PRI desesperado y violento echa mano de Antorcha Campesina
Un desesperado y violentísimo PRI echó mano ayer del más retorcido grupo de presión social que un día parió el sistema político priísta, Antorcha Campesina, y se fue desde la madrugada a sitiar a la Cámara de Diputados, en vísperas de la aprobación del presupuesto de egresos de la federación 2019.

Entraron a patadas, golpes, empujones. Y quien protagonizaba desde adentro, para que la turba ingresara, era nada menos que Ismael Hernández Deras, diputado federal del PRI, senador en la pasada Legislatura y exgobernador de Durango.

“Podemos invitar de nuestros estados a quienes consideremos oportunos para generar información y trabajar con ellos”, decía Hernández Deras al guardia de seguridad. “Ustedes no nos pueden frenar”.

Una voz cimbró desde el exterior: “Nos abren o abrimos”.

Ismael Hernández Deras entonces exclamó: “Vamos a abrir”. Y él mismo se abalanzaba sobre los seguros y bayonetas del portón, y se ponía a forcejear con los guardias. Otros tres diputados priístas empujaban también a los guardias. A través de las rejas entraban y salían brazos que pretendían impactar a los guardias de San Lázaro.

El mismo Ismael desató uno de los varios seguros de la enrejada puerta. Y, en segundos, la puerta fue abierta: “Ora sí que se metan todos. Todos”, gritó el exgobernador de Durango.

En la trifulca, un guardia gritó: “Ya se robaron un radio. Ya se lo volaron”.

Y entonces, como una exhalación, se metieron cientos que decían ser campesinos.

La multitud se metió, presurosa, hasta llegar al patio central, adonde se puso a gritar que no se le quite presupuesto al campo.

Diputados de Morena y PT decían allí mismo que al campo no solo no le quitarán, sino que le agregarán más dinero. Sólo que Antorcha Campesina y muchos otros membretes que fueron mencionados allí por Ismael Hernández Deras, más tarde, en la tribuna, ya no harán la función nunca más de intermediarios del presupuesto destinado al campo. De facto, todos estos vividores, que durante décadas estuvieron afiliados y puestos al servicio del PRI, se irán de golpe y porrazo al basurero de la historia.

El sitio cinchó con rigor a San Lázaro, aunque el PRI programaba una excepción: al filo del mediodía pudieron ingresar diputados, algunos trabajadores y reporteros. El propósito evidente del PRI era que la sesión comenzase, para que allí, a la tribuna, corriese Ismael Hernández Deras a dar su versión sobre lo que acaecía afuera y en los pasillos. “Es una traición al campo”, gritó el polémico ex gobernador de Durango en la tribuna.

De pasada, Hernández Deras decía que había sido agredido por los guardias, cuando en un video se observa que el agresor era él.

Gerardo Fernández Noroña pidió desde su curul la palabra a Porfirio Muñoz Ledo, en la presidencia. Hacía unos minutos habían iniciado la sesión. Y desde hacía más minutos, los antorchos del PRI ya habían traspasado la reja de San Lázaro. “Hay mucha inquietud sobre la situación que guarda el inmueble y este recinto por la protesta que hay en el exterior”, dijo Fernández Noroña. “En radio pasillo hay inclusive información de agresiones a trabajadores de la Cámara, del área de Seguridad. Entonces, quisiéramos saber. Estoy preguntando, no estoy aseverando, lo único que estoy preguntando es el estado que guarda la situación del inmueble y el estado que guarda la manifestación que se realiza a las afueras”.

Cuando hablaba Noroña, grupos de antorchistas forcejeaban ya con los guardias de San Lázaro en las puertas del recinto. Pretendían tomar el corazón político de la Cámara. Porfirio dijo: “Ruego a los pocos que somos, porque nos costó trabajo llegar, que tomen sus asientos. La situación que rodea al inmueble es muy delicada.

“Hemos tenido desde hace años agresiones de grupos que pretenden entrar al recinto. Este no lo ha logrado, lo que pasa es que tenemos videos en donde está pasando lo que ocurre en este momento, en vivo, y lo que podemos ver es que un grupo de diputados que están haciendo presión sobre los guardianes que están en la puerta para que pasen al interior del recinto de esta Cámara pues estos llamados antorchistas.

“Ya identificamos a dos, tres de ellos, el primero es nuestro buen amigo, el exgobernador del estado de Durango, Ismael Hernández Deras, y hay otros. Yo le pedí a la vicepresidenta del Partido Revolucionario Institucional que nos ilustrara un poco sobre los hechos”.

Sauri Riancho se enredaba en su explicación. Después abordarían la tribuna varios diputados, entre éstos, Ismael Hernández Deras, quien juraba que los de afuera eran campesinos todos. Y se ponía a leer los nombres de membretes de organizaciones campesinas, todas afiliadas al PRI.

Juraba también que este nuevo gobierno ha traicionado al campo, cuando lo que le han quitado es a todas esas organizaciones priístas poder repartir los recursos, que ahora irán directo a sus destinatarios, según los morenistas.

Tonatituh Bravo Padilla, diputado del MC, protestaba por una supuesta agresión de guardias de seguridad contra Martha Tagle.

Nadie, absolutamente, creyó la victimización del PRI, que, además, chantajeaba con evitar a toda costa la aprobación de la ley que crearía la guardia nacional. Al contrario, Porfirio, al final de la sesión, dijo: “Les rogaría a quienes, diputados, que estén involucrados en esta toma, que liberen la Cámara porque hay fuerza pública afuera y puede haber incidentes, en mi responsabilidad de la integridad de la Cámara, se los ruego”.

Sí. Había llegado ya la policía federal.

Sesión hoy. Tema: el presupuesto de egresos 2019. Veremos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2