×
Francisco Tobías
Francisco Tobías
ver +

" Comentar Imprimir
19 Junio 2018 04:00:00
Un rebelde con causa
El intelectual urbano, el poeta de la calle y el escritor de gentes ese fue Carlos Monsiváis Aceves quien nació en la Ciudad de México un 14 de mayo de 1938. Cursó estudios en la Escuela de Economía y en la Facultad de Filosofía y Letras, de la UNAM. Fue un personaje inmerso entre libros, gatos y cultura; desde muy joven colaboró en los más importantes suplementos culturales y suplementos periodísticos.

Apasionado por las letras, su trascendencia en nuestro país se dio por la vía periodística. Sus posiciones políticas lo llevaron desde el inicio de su carrera a dar cuenta de todos aquellos fenómenos literarios, sociales y culturales que implicaban un desacato al autoritarismo, el orden establecido y el conservadurismo. Un tremendo personaje que siempre estuvo en contra del status quo de una sociedad mexicana que mencionaba como decadente

Además de su labor como docente en nuestro país, también impartió cátedra en la Universidad de Essex y como profesor invitado en la Universidad de Harvard. Para muchos es considerado el padre de la crónica moderna en México por su sarcasmo ante los fenómenos sociales y políticos. Al día de hoy es referenciado como una de las voces más reconocibles del panorama cultural hispánico.

El día 19 de junio, pero del año 2010, la colonia Portales de la Ciudad de México comenzó a extrañar a Monsi como muchos le conocían. El portón negro de la calle Odessa lo sigue recordando con nostalgia. Carlos Monsiváis fue uno de los hombres más públicos en la vida nacional. Mucha gente por curiosidad merodeaba la colonia para ver si por casualidad lo veían caminando; ya que aquel personaje de personalidad despreocupada y de actitud urbana andaba por la vida como un transeúnte más dentro de aquel monstruo capitalino sin pose y sin soberbia.

Carlos, el usuario constante de ropa de mezclilla; fue de las personas que siempre tenía una opinión fundamentada e inteligente sobre situaciones y fenómenos de lo que él llamaba una realidad extraordinaria. Me identifico con él porque siempre camino a la izquierda como crítico implacable, quien no ponía su orientación política frente a su discurso siempre elocuente.

El emblema por excelencia del intelectual orgánico dejó un gran legado, de tal manera que durante muchas generaciones será imposible no recordarlo como el arquetipo del rebelde con causa.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2