×
Francisco Liñán D.
Francisco Liñán D.
ver +
Periodista. Editor en Jefe de Periódico Zócalo Piedras Negras. Dudas y Comentarios a [email protected]

" Comentar Imprimir
07 Noviembre 2010 05:00:41
Una alianza PRD-PAN
La alianza que se vislumbra entre el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática en Coahuila de cara a las elecciones en donde se renovará la gubernatura y el Congreso del Estado es una situación necesaria para ambos partidos que olvidaron su trabajo ciudadano y se dedicaron a luchas internas entre las tribus dominantes, por lo que la única forma en que ahora pueden hacer frente a la fuerza política priísta es en una unión, extraña, en donde al final de cuentas no se vislumbra un buen resultado.

Ni el PAN ni mucho menos el PRD lograron trabajar sus bases ciudadanas para crear líderes, para impulsar proyectos o en su caso lograr el convencimiento de la población en edad de votar para mantenerlos como representantes ciudadanos.
EL PAN ha logrado un récord de derrotas histórico, con un dirigente como José Reyes Hurtado, gris, sin proyecto y luego otro muy similar con Carlos Orta. quien simplemente se ha dedicado a trabajar para mantener su sueldo como mandamás panista, sin planear, sin evaluar la situación y sobre todo sin reunir a los actores políticos en torno a un plan electoral.

El resultado de ese pésimo desempeño albiazul se vio reflejado en la derrota en municipios como Torreón, Ramos Arizpe (que se vio coronado por el borrachazo de su entonces alcalde Richi), además de distritos electorales federales que en el 2006 habían obtenido por la vía de la elección directa.

El panismo no reaccionó y por el contrario, se encuentra inmerso en una guerra interna por el control, por las plurinominales, lo mismo la senaduría, que las diputaciones locales y federales y buscan claro, un candidato a gobernador sacrificable y con dinero, ya que ninguno de los notables panistas pretenden hacer el ridículo en su campaña con todo y que el Gobierno federal utiliza desde ya la fuerza pública y el presupuesto para competir.

En el PRD la situación es por demás caótica, pues mientras a nivel nacional su líder moral Andrés Manuel López se ha dedicado a deshacerles cualquier arreglo con los azules, sus grupos que aún persisten y que dominan en forma muy similar que en el PAN los espacios que mantiene el partido del sol azteca, no tienen un plan a ejecutar para recuperar los pocos espacios que con derrotas habían alcanzado en diputaciones, regidurías y sindicaturas.

Las alianzas que pretenden armar panistas y perredistas es tal vez un llamado a su estructura interna de que deben de ponerse a trabajar y no sólo holgazanear en sus curules, en sus compadrazgos con los aún poderosos lideres nacionales y buscar resultados en base a trabajo y no a las derrotas en busca de las posiciones de las minorías.

El que estos partidos vayan en alianza es positivo, y ya las pláticas van avanzadas para amarrar este proyecto, pero también hay que reconocer que la alianza provocará una pérdida de identidad entre los partidos, una confusión entre sus simpatizantes y votantes y sin duda una cosecha política para otros partidos minoritarios como el Verde, Primero Coahuila y hasta el Partido del Trabajo.

Mientras el PRI ha trabajado cuatro años continuamente en capacitar a sus militantes y a los integrantes de su estructura, mientras ha provocado una participación social más comprometida a favor de las comunidades, mientras sus líderes locales y estatales han aprovechado cada instante en salir adelante en la discusión de problemas que les atañen en los congresos locales y federal, mientras reclaman, exigen y logran recursos adicionales en los presupuestos para proyectos de salud, carreteros y educativos, el PAN y el PRD se han dedicado a buscar beneficios personales, cabildeos de contratos, secretarías o delegaciones federales cómodas para hacer patrimonio a toda costa, sin un proyecto político a futuro.

Que haya una alianza entre ambos partidos es positivo, porque ya no podrán responder en lo individual contra un priísmo fortalecido por el liderazgo de Rubén Moreira y consolidado por el gobierno del profesor Humberto Moreira Valdez.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2