×
Ricardo Espinosa
Ricardo Espinosa
ver +
Incia con el “Banderazo de Salida”, continúa una “Curva Peligrosa”, le sigue la “Recta Final” y al término la “Meta”.

" Comentar Imprimir
28 Octubre 2013 03:00:14
Una de esas expresiones norteñas
Habrá usted escuchado “La Mesera”, un corrido muy norteño que cantan, entre otros intérpretes, Los Tigres del Norte y Eugenia León, no en grupo, sino cada quien por su lado. “La Mesera” narra la historia de un tipo que llega a “una fonda chiquita que parecía restaurante” y que le hace lúbricas insinuaciones a la mesera que lo atiende y que “estaba rete tres piedras…” hasta que al final se lleva una decepción.

¿Y por qué lo cito aquí? Pues por la expresión ésa (muy norteña por cierto) de que la mesera estaba “rete tres piedras”. Por el contexto de la letra de la canción se entiende que la mesera tenía una figura espectacular pero ¿por qué rete y por qué tres piedras? ¿De dónde surge esa expresión?

La partÍcula re indica repetición, así que una cosa que está rebuena es LA que está doblemente buena. La partícula rete indica más que una repetición, así que si una cosa está retebuena es que está mucho muy buena. O SEA que la mesera de la canción, si estaba rete tres piedras es que estaba muy muy bien construida..

Sigue persistiendo la duda del porqué el uso de las tres piedras. La explicación la encontramos en el Diccionario de Mejicanismos de Don Francisco J. Santamaría, que dice que la expresión tres piedras se deriva de la famosa ganadería de Piedras Negras que criaba magníficos toros de lidia.

Entonces en los carteles de una corrida se anunciaba por ejemplo 6PIEDRAS NEGRAS6, que significaba que en esa corrida se iban a torear 6 magníficos ejemplares de esa ganadería o tal vez en algunos casos eran 3PIEDRAS NEGRAS3, hasta que la expresión “Tres Piedras” se convirtió en sinónimo de algo magnífico, algo rebueno o retebueno.

Y de la mesera morena que estaba “así de buena” pasemos a otra huidiza dama que se llama María Luisa. Cuando mandas poner en un marco un grabado o fotografía, generalmente se le deja un espacio entre el grabado y la moldura. Ese espacio que generalmente ocupa la cartulina que soporta el grabado, se llama María Luisa, que más bien debe ser escrito marialuisa, todo junto y con minúscula, por ser nombre común.

Automáticamente al saber el nombrecito surge la pregunta ¿Y por qué María Luisa? ¿Por qué no María Elena, o María Victoria? El buen amigo Arturo Ortega Morán, apasionado investigador de las cosas del idioma, nos da la respuesta. Dice “el término fue acuñado en Francia, en la década de los años 40, cuando allá se puso de moda el uso de los antropónimos, es decir, dar nombres de persona a instrumentos, artefactos, técnicas, etc”.

“Muy probablemente, el nombre fue inspirado en María Luisa, la esposa de Napoleón, de quien se conservan cuadros en los que ya la imagen no cubre todo el espacio, hay una franja interior que evita que la pintura se extienda hasta la orilla, que es precisamente una
marialuisa”.

Consultorio Verbal

PREGUNTA DEL PÚBLICO: Rigoberto Soto quiere saber si la pregunta “¿vas a ir a llevar el paquete?” sería correcta. La duda es porque yo veo que en la acción de “llevar” va implícito el “ir”, si vas a llevar algo, lo lógico es que vas a ir, de lo contrario sería enviar. Según mi punto de vista debiese ser “¿llevarás el paquete?”.
RESPUESTA.- En el caso que usted cita, decir “VAS A IR A LLEVAR...” es innecesario, pero podría haber algún caso en el que sí fuera necesario. Por ejemplo VAS A IR (A MÉXICO) A LLEVAR EL PAQUETE.
AHORA PREGUNTO: En algunos lugares le llaman liceo a un instituto de enseñanza secundaria, pero ¿qué es originalmente el liceo?
a.- Una escuela para débiles mentales
b.- Una universidad donde se otorgan
licenciaturas
c.- Un jardín de niños de educación preescolar
d.- Un gimnasio donde cierto filósofo impartía sus enseñanzas
YA ESTÁ A LA VENTA EL NUEVO LIBRO DE RICARDO ESPINOSA “Preparen, apunten ¡Juego!”. Sobre éste y los anteriores libros del autor, solicite informes a .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) o en el teléfono (0181) 8148 8141. Se los podemos enviar a cualquier ciudad del país.
RESPUESTA d.- Originalmente el Liceo era un gimnasio en el que Aristóteles impartía sus enseñanzas
Reflexión para terminar: Nada más peligroso que un amigo ignorante. Sería mejor tener un sabio enemigo ¿Cómo dijo? Hasta mañana.
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2