×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila, Presea Trayectoria "Antonio Estrada Salazar" 2018

" Comentar Imprimir
25 Abril 2019 03:03:00
Una gran casa
Cada vez se han estado involucrando diferentes integrantes de la sociedad, incluyendo la Iglesia en un tema que preocupa mucho, sin embargo, se hace poco. Un asunto en el que todos estamos involucrados por el simple hecho de vivir en la misma casa.

Es correcto se trata de nuestra Tierra, una enorme casa que compartimos recursos no renovables y renovables. Aunque este último cada vez se empieza a convertir en algo que ya no se puede restaurar por el crecimiento acelerado de los empresarios por ir más allá de cubrir las necesidades aclamadas por el consumismo.

La semana inició precisamente el lunes 22 de abril para celebrarse el Día Internacional de la Madre Tierra, también conocido como el Día Mundial de Tierra, con la finalidad de crear conciencia sobre la importancia de los millones de especies que habitan en nuestro planeta, bosques, océanos, ríos, montañas, todo aquel ser vivo encontrado en el planeta azul y su hábitat.

Se han hecho múltiples campañas para la concientización de este propósito en los últimos años, en donde se han involucrado artistas para lograr un mejor mundo, pero los que más sobresalen son aquellos participantes como los cantantes internacionales. Ahora la empresa de Netflix para hacer conciencia en el Día de la Tierra ha subido en su plataforma documentales con ese propósito de concientización. Están disponibles aquí en México, “Terra”, “A Plastic Ocean”, “Our Planet”, “Chasing Coral”, “Cowspiracy: The Sustainability Secret”, entre muchos más.

Sin embargo, los principales en llevar las campañas publicitarias para la concientización del cuidado de nuestro planeta, son irónicamente también esas mismas naciones que se encargan en vender más productos contaminantes y que también son países más desarrollados que contaminan más el medio ambiente.

Aquellas naciones que presumen de ser potencias mundiales por tener más industrialización como los Estados Unidos son los principales enemigos de la Tierra.

Su necesidad de conservar su liderazgo ante la imagen de la sociedad, los lleva a utilizar la mercadotecnia como método para someter a la gente en un trance de subconsciencia, y todo justiciándolo como un generador de empleo.

en los últimos años nos hemos encontrado anuncios en diferentes medios electrónicos e impresos lanzando lo que se le conoce como “productos verdes” o “productos azules”, es decir, todos aquellos que son a favor del medio ambiente como el aire acondicionado de bajo consumo, secadoras de ropa, computadoras y unidades móviles, en donde cada uno de ellos son muy respetuosos del medio ambiente: ¿Será cierto? Campañas publicitarias ciertas o un total fracaso, porque nuestro planeta continúa deteriorándose. Lamentablemente se nos olvida que

somos parte integral de un ecosistema llamado Tierra; un sistema donde el aire, el agua, la tierra, los animales y las actividades de los seres humanos están contribuyendo a un tremendo estrés en el sistema de la Tierra por seguir desarrollando nuevas maneras de vivir mejor con una tecnología de punta.

Cada día somos más y por ende se requiere más espacio para vivir restándole extensión a la naturaleza. No hay necesidad de ser un científico para saberlo si con el simple hecho de observar el mundo que nos rodea, y esos cambios climáticos solo es el principio de un fin de una especie o de toda.

El calentamiento global, la fusión de los icebergs, los mares y el aumento de inundaciones repentinas en ciudades donde nunca caía una gota de agua, huracanes, sequías, maremotos, olas de calor y otros desastres naturales son cada vez más comunes. La madre naturaleza nos está reclamando con cada uno de los impactos climatológicos.

Aunque algunos religiosos lo quieran ver como una advertencia apocalíptica para otros no es así por la sencilla razón de que en estos momentos está sucediendo en muchas partes del mundo.

Nosotros estamos acabando con el planeta azul ya sea por accidentes nucleares o derrames de petróleo sobre el océano, y aquellas empresas o países responsables piensan que con una disculpa basta. Sin embargo, el medio ambiente nos pasará la factura de alguna manera.

En cada país existen eventualidades que lamentar, en cada localidad pasa lo mismo, pero no se hace nada al respecto sino hasta que no suceden las cosas sin saber cómo actuar. Simplemente se nos ha olvidado que somos parte de la Madre Tierra y todos vivimos en una gran casa. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013, Presea Trayectoria Antonio Estrada Salazar 2018) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2