×
Carlos Moreira
Carlos Moreira
ver +

" Comentar Imprimir
27 Marzo 2015 04:06:30
Una iglesia viva y congruente
Con el Papa Francisco la iglesia católica parece avanzar siglos en pocos años, busca asumir posiciones y reclamos propios del siglo XXI.

No obstante falta mucho por hacer. Perdimos mucho tiempo en el pasado inmediato.

Juan Pablo II fue el pontífice carismático, ligado a la ultraderecha, mediático y políglota. Un Papa que viajó miles de horas para visitar países distantes del Vaticano, un hombre que aprovechó su discurso y su imagen de bondad para motivar al pueblo católico, pero que no consiguió romper con los males enquistados en la iglesia, ni tampoco transformar la estructura y los compromisos católicos para ligarlos con la esencia del ministerio.

Fue uno de los hombres más influyentes del siglo 20, pero por desgracia utilizó su fuerza para apoyar a los más poderosos y a los intereses más oscuros.

A Juan Pablo II la historia le recordará por los sacerdotes pederastas y los fraudes del banco del Vaticano. Su lucha contra el comunismo en Europa pesará tanto como su apoyo a dictaduras en diversas partes del mundo, sobre todo en América Latina.

Pero más allá de su amistad y quizá su complicidad con el Padre Maciel, el problema de fondo de Karol Wojtyla, el que explica lo de Maciel y otras graves cuestiones, tiene que ver con su negativa a transformar la iglesia para acercarla realmente con los pobres, con las mujeres, con los niños; para hacer de la iglesia un ente de justicia, amor y perdón.

De Benedicto XVI poco dirá la historia. Le pesó mucho su cercanía con Juan Pablo II lo que le impidió tener calidad moral para asumir los retos que le exigía la iglesia en el siglo XXI.

Quizá el mayor mérito de Joseph Ratzinger fue reconocer a tiempo sus limitaciones, entender que no estaba a la altura de los retos y las responsabilidades y decidir dar un paso atrás para con su renuncia permitir la llegada de un sacerdote con la voluntad y la energía para transformar a la iglesia.

Insisto, la llegada de Jorge Mario Bergoglio, es una bocanada de aire fresco para los católicos. En este mes de marzo se cumplieron apenas dos años de su ascenso al papado y muchas de sus declaraciones sobre la pobreza, la humildad, la corrupción y una mayor transparencia en la iglesia otorgan esperanza y logran simpatía hacia su persona. Espero que en esta Semana Santa se aproveche el espacio y el motivo para avanzar aún más en su papel transformador.

Si queremos contar con una iglesia viva, se tienen que tomar acuerdos congruentes con la realidad social y la esencia del ministerio.

La humildad que muestra el Papa Francisco debe verse como norma en todos los clérigos, en los sacerdotes, obispos y cardenales. No se puede predicar la palabra de Dios desde la opulencia.

Desde la iglesia se tiene que dar una lucha frontal contra la pobreza y la desigualdad. Una condena total a la acumulación de riqueza en unos cuantos, mientras el grueso de la población vive en una situación económica muy difícil.

El papel de la mujer debe ser más preponderante. No existe motivo alguno para que las mujeres no asuman las responsabilidades propias de los sacerdotes. Más aún, ¿Cuál es la razón para que una mujer no pueda llegar a ser la cabeza de la iglesia? La equidad de género que se ve en todos los espacios, no parece encontrar avance en la iglesia.

Se deben establecer mecanismos de transparencia y rendición de cuentas en la administración de la iglesia.

La sensibilidad y congruencia de la comunidad católica se tiene que reflejar en la aprobación de un buen número de métodos anticonceptivos, en la aceptación total dentro de la comunidad religiosa de homosexuales y divorciados.

La iglesia tiene que entender que se encuentra en el siglo XXI, que a Dios le molesta la acumulación de riqueza producto de la pobreza de la gente y no las muestras de afecto entre dos hombres o el desafecto y la falta de entendimiento entre un hombre y una mujer (mas vale que sean felices separados que infelices juntos).

Una iglesia viva implica que todos nos involucremos en ella y que busquemos ser congruentes

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@cmoreira38_5

Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2