×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
09 Diciembre 2016 03:40:00
Una prenda que dio origen a Saltillo
Considerado como un auténtico símbolo de Saltillo, una prenda que durante muchos años llenó de orgullo a quienes han nacido en esta localidad, hoy en día, el sarape está a punto de la extinción, por llamarle de algún modo, porque son muy pocos los lugares donde aún se fabrica esta hermosa artesanía.

Peor aún, da hasta lástima y a la vez tristeza que, en sitios como el Mercado Juárez, lugar dedicado a la venta de artesanías, la mayor parte de los sarapes que ahí se venden sean elaborados en países tan lejanos como China.

Un sarape auténtico, de lana, cuesta en promedio setecientos pesos, pero uno pirata anda en 300 pesos, al menos eso es exponen locatarios del Mercado Juárez de la cabecera municipal de Saltillo.

También se comenta que los turistas, sobre todo los norteamericanos son los mejores clientes de ese tipo de prendas, pero lamentablemente hay poca gente de México que va al mercado y pide un sarape original, se les hace caro.

Pero además de la falta de apego de los mexicanos en a preciar las artesanías de nuestros connacionales, también existe una ausencia por parte de las a las autoridades de turismo de la entidad y del municipio difundir más el uso del sarape, o bien el lograr que la gente se lo lleve como adorno, porque es una pieza muy hermosa.

Se tiene el concepto equivocado que turismo solo es la visita de museos, restaurantes, y hoteles, sin embargo, el turismo somos todos nosotros y no solo aquellos que pertenecen a las Cámara Nacional de Comercio.

No se sabe por qué el mexicano rechaza nuestros usos y costumbres, siendo motivo de vergüenza que mejor extranjeros lo valoren más y solo por mencionar un ejemplo de ello, la actriz Sara Faucet, una de la exintegrantes de la serie famosa de los “Ángeles de Charlie”, salió posando en una sesión fotográfica en bikini con el fondo de un sarape en los años setenta.

Dicha fotografía recorrió por todo el mundo en donde posaba con un sarape hecho en Saltillo, siendo una lástima que ahora no se difunda ni se presuma tanto de lo que es considerado como un ícono de Saltillo, y que también cuyo equipo local de béisbol profesional se llama “Saraperos de Saltillo”.

Las autoridades locales, estatales y federales no tienen interés en la difusión a esta bella prenda que tiene los colores de un arcoíris y que siempre será un orgullo para quienes tienen la dicha de nacer en esta ciudad de Saltillo, también conocido como la “Atenas de México”.

Ahora el sarape es visto como algo artesanal, algo decorativo, sin embargo, no siempre fue así ya que anteriormente ésta prenda lo usaban los hombres del campo para cubrirse de la lluvia.

El sarape es elaborado a base de algodón, es una prenda ligada a través de los textiles, básicamente su materia prima es el algodón, nace en el siglo XX por diversas influencias, sobre todo por los españoles. Desde entonces y hasta la fecha ha sido famoso el sarape no solo en Coahuila sino en todo México y en el mundo entero.

Quien viene a Saltillo se lo lleva como el principal suvenir, es una prenda preciosa, aunque ahora hay quien lo trae de China y lo hace ver como elaborado en México.

La falta de promoción por parte de las autoridades, la competencia desleal y la falta de culturalización sobre los valores de la artesanía mexicana ha provocado que quienes se dedicaban a la fabricación del sarape hayan cerrado sus negocios. Hace falta la promoción de ésta prenda que con mucho orgullo lo portaron gente del campo. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



top-add