×
Verónica Martínez García
Verónica Martínez García
ver +

" Comentar Imprimir
12 Septiembre 2016 04:07:59
Unidas contra la violencia
En los últimos años en todo el mundo, particularmente en México y en Coahuila, hemos visto una transformación en el respeto a los derechos de las mujeres, a su dignidad, a sus oportunidades de superación y de participación en los diversos ámbitos, entre ellos el servicio público.

En Coahuila, con reformas e iniciativas a diversas leyes, la población femenil tiene ahora derecho a una vida más digna y sin violencia, con más libertades y poder de decisión; en fin, como nunca antes, goza de plenos derechos para que pueda crecer y desarrollarse a toda su capacidad.

Se han modificado ordenamientos para que la equidad de género en la participación política sea una realidad y estemos en igualdad de condiciones para ser candidatas a los cargos de elección popular. No hay límites ni restricciones.

Esta es una realidad que las y los coahuilenses celebramos. No obstante, debo compartirles que hay un Presidente Municipal en nuestra entidad que reniega del avance de las mujeres, que no quiere trabajar con mujeres y utiliza todo su poder en contra de ellas. Hablo del Alcalde de Monclova, de extracción panista, quien ha mostrado una actitud misógina, autoritaria y retrógrada.

A mediados de año, una muy querida y respetada regidora del Ayuntamiento de Monclova, Tenchita García, falleció. De acuerdo con la normatividad, el cargo debe ser ocupado. Así se hizo, o bueno, se intentó. El Partido Revolucionario Institucional, al que pertenecía orgullosamente Tenchita, propuso a la joven Heidi Elizabeth Arméndariz Puente.

La toma de protesta como regidora es un trámite sencillo, ya que son espacios que se obtuvieron en un proceso electoral. Sin embargo, el Presidente Municipal de Monclova desde un principio mostró resistencia a cumplir con la ley por todos los medios posibles.

El Congreso del Estado intervino y emitió un decreto para que cumpliera con la obligación de tomarle la protesta correspondiente. Este ordenamiento fue ignorado, así como la resolución que posteriormente estableció en ese mismo sentido el Tribunal Local Electoral cuando la propia edil priista interpuso un juicio para salvaguardar sus derechos políticos electorales.

En una sesión de Cabildo que quedará en los anales de la historia como un cobarde acto, el Alcalde ordenó a sus regidores panistas que no asistieran para que a falta de quórum legal no se pudiera realizar la junta de Cabildo y con ello, no asumiera como regidora la joven Heidi.

Como Presidenta de un partido político en Coahuila, el PRI, como diputada y como mujer siempre estaré del lado de las mujeres, de sus sueños y aspiraciones. El PRI trabaja por y para las mujeres, así como por sus causas.

Desde cualquiera de mis trincheras seguiré abriendo espacios de participación política para ellas e impulsaré a que muchas más participen en el quehacer político y en los distintos espacios de la sociedad.

Defenderé sus derechos como lo he hecho con la joven Heidi, lucharé para que no haya agresiones ni humillaciones que demeriten la participación de la mujer en la política como lo intenta hacer el Alcalde panista de Monclova.

Sé que no estoy sola, hay indignación en la sociedad y muchas mujeres y hombres me han llamado para mostrar su solidaridad ante este acto de bajeza del Alcalde contra una mujer. Seguiremos luchando hasta sus últimas consecuencias.

No es posible que después de tantos avances, de tanta lucha, a una mujer no la dejen acceder a un espacio que ha conquistado. Eso no va a pasar, que quede claro: ¡Ese es nuestro derecho!
Imprimir
COMENTARIOS



top-add