×
Francisco Garfias
Francisco Garfias
ver +

" Comentar Imprimir
03 Mayo 2015 04:00:22
‘¿Va a Guadalajara?...’
Los narcos del Cártel Jalisco Nueva Generación, michoacanos en su mayor parte, pusieron al estado de cabeza.

El meme que llegó al celular del reportero mostraba a un soldado con un rifle de alto poder, cañón hacia el piso, en los momentos en que efectuaba la revisión de un vehículo compacto en una carretera.

Bajo la imagen descrita se leía un irónico diálogo:

–¿Hacia dónde va, joven?, preguntaba el militar.

– Hacia Guadalajara –respondía el conductor del vehículo.

–¿Lleva armas?

– No, señor.

– Pues, llévese la mía, porque allá está bien cabrón.

El remitente era nuestro colega Salvador Camarena, originario de Jalisco. Acompañó su mensaje con la siguiente observación: “Y el humor con el que mis paisanos se lo están tomando…”.

La ironía descrita encierra una triste realidad. La violencia se volvió a desbordar en Jalisco. Los narcos del Cártel Jalisco Nueva Generación, michoacanos en su mayor parte, pusieron, otra vez, al estado de cabeza.

Derribaron un helicóptero del Ejército. Murieron tres soldados, otros tres están desaparecidos.

Hacia las 19 horas se contabilizaban siete muertos, 19 heridos, 39 bloqueos, incontables vehículos incendiados. El Código Rojo se mantenía en la entidad.

“Es una reacción al operativo Jalisco, que tiene como fin la detención de los miembros de una organización delictiva”, dijo el gobernador Aristóteles Sandoval.

A mi memoria volvieron algunas de las reflexiones que hizo el gobernador durante la charla que cuatro periodistas sostuvimos con él hace apenas dos semanas.

Aristóteles negó ser un “gobernador fallido”, como escribió Raymundo Riva Palacio, después de que integrantes del citado cártel emboscaran a un convoy de la Fuerza Única de Jalisco, con saldo de 11 policías muertos. Lo negó a pesar de que 30 funcionarios han sido asesinados de enero a mayo, según el número de autopsias practicadas por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (“Milenio”, 1 de mayo, 15).

Sandoval nos dijo, ese día, que la masacre fue en respuesta a los operativos que se han realizado contra el narcotráfico. Ayer utilizó el mismo argumento.

Me quedé también con el señalamiento que hizo de que la penetración del CJNG en las estructuras policiacas, estatales y gubernamentales viene del sexenio del panista Emilio González Márquez.

Dijo más: El CJNG está más fuerte que nunca por el debilitamiento de otras organizaciones criminales. No dio nombres, pero sabemos que se trata de los fracturados cárteles del Pacífico y del Milenio.

Nos dijo también que la principal fuente de ingresos de los del Nueva Generación son las metanfetaminas y el robo de hidrocarburos.

A propósito. La Ley General de Hidrocarburos, que castiga con penas más severas el robo de combustible, es uno de los temas que los senadores, quienes ya clausuraron su último periodo ordinario de sesiones de la Legislatura, dejaron “para después”.

Un funcionario de la mesa directiva en San Lázaro, cercano al PRD, no contrastó el tiempo que se tomó la Cámara alta en elaborar y aprobar la Reforma Política del DF (más de dos años) con las 20 horas que pretendían dar a la Cámara baja para su análisis, dictaminación, revisión y aprobación. Y soltó: “Los senadores fueron imprudentes y groseros con los diputados”.

Lo escuchábamos el diputado del PRI, Francisco Arroyo Vieyra, vicepresidente de la mesa directiva en San Lázaro, y este reportero.



Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2