×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
14 Abril 2017 04:00:00
Valiente
La simple idea de que el exgobernador de Coahuila Humberto Moreira Valdés pueda regresar a la política activa en nuestro estado, ha dado pie para que los medios de comunicación nacionales, formales y no tan formales pongan nuevamente al pueblo de Coahuila bajo el aro de la lupa. Para muchos comunicadores es impensable siquiera considerar que el exmandatario sea bien visto aún, por una ciudadanía que carga en sus espaldas una deuda de 12 mil 695.4 pesos por habitante, gracias a la irresponsable deuda contraída de manera ilegal, por quien ahora se autonombra “El Valiente”.

La principal interrogante de quienes no habitan en nuestro estado radica en intentar esclarecer el porqué los coahuilenses permitimos que alguien que a todas luces hizo mal su trabajo, y que jamás se ha tomado la molestia de explicarnos el motivo de sus malas decisiones, intente ahora elegirse en un nuevo puesto público, con el único ánimo de seguirse sirviendo del erario público y de las canonjías que el ejercicio del poder conllevan.

El discurso abordado por “El Profe” en su indirecta campaña electoral, ofrece como principal promesa la posibilidad de que el exgobernador alcance una diputación plurinominal en la próxima Legislatura local, lo cual le dará la plena posibilidad de emprender una certera venganza, contra quien ha hablado mal de él, como si con eso los coahuilenses descansáramos las cargas tributarias impuestas por el Gobierno en turno para cubrir sus gastos operativos sin trastocar las enormes cantidades que de manera religiosa destina para el pago de la célebre megadeuda.

Llama la atención el discurso del otrora presidente del PRI nacional, cuando no duda en sentirse un hombre valiente, aseveración que sin duda deja a más de uno con el ojo cuadrado, o por lo menos haciendo bizcos, ya por la frescura con que lo afirma o por la necesidad que surge en el momento encontrar en las más profundas raíces etimológicas de la palabra, algún indicio de que la misma pueda también utilizarse de manera peyorativa contra una persona con tan alto índice de descaro.

Es precisamente el latín, la lengua en la que podemos encontrar el origen etimológico de la palabra valentía. En concreto, emana de la suma de las siguientes partes: el verbo “valere”, que es sinónimo de “permanecer con fuerza y salud”; “ente”, que equivale a “agente”, y el sufijo “-ia”, que puede traducirse como “capacidad”. Entonces valentía es la condición de una persona para permanecer, a pesar de lo negativo de las circunstancias.

Bajo esta premisa, la palabra valiente, es sin duda, la que mejor le viene al exgobernador Humberto Moreira Valdés, si consideramos que a pesar de los señalamientos y las múltiples investigaciones por corrupción que ha protagonizado, jamás ha dejado de vivir de las mieles del poder y del erario público.

“El Profe” hasta hoy permanece en su idea de seguir viviendo del dinero de los coahuilenses, esto a pesar de que los mismos sabemos que gracias a sus manejos como gobernador se han destinado en contra de nuestra voluntad más de 17 mil 522 millones en servicio de deuda, casi la mitad de lo que nos ha heredado, y que dicha deuda ha venido creciendo de 35.7 mil millones de pesos, a más de 37 mil 089.6 millones, en cifras de julio del año pasado.

Entonces la valentía del “Profe”, no es otra cosa que la capacidad de presentarse ante la comunidad que afectó, buscando su anuencia para seguirle ofendiendo.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add