×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
01 Junio 2018 04:00:00
Veladas amenazas
Ante la proximidad de la elección presidencial en México, el nerviosismo de algunos empresarios se empieza a manifestar, y más ahora, cuando las encuestas dan como probable triunfador al candidato de la alianza Juntos Haremos Historia conformada por el PT, Morena y Partido Encuentro Social.

Por tal motivo, en días pasados un grupo de empresarios en su mayoría mexicanos, no dudó en arrancar sendas campañas negras al interior de sus empresas, en la cuales “invitan” a sus trabajadores a no votar por un gobierno populista, advirtiéndoles de un inminente despido, como consecuencias de la implementación de dicho régimen y lo que es lo mismo, por desatender dicha recomendación.

Así pues, en el pasado mes de mayo, las compañías Grupo Herdez, Vasconia, FEMSA y Finsa, advirtieron a sus trabajadores que deben prepararse ante una posible crisis económica en el país, derivado de las elecciones presidenciales, difundieron videos en redes sociales en los que se invitó a los empleados a ejercer el voto de manera razonada, pero se les habló sobre las consecuencias que pagarán por el triunfo de un Gobierno de izquierda; en otros casos, presidentes de estas firmas comerciales criticaron las medidas populistas de gobiernos pasados que llevaron a México hacia crisis económicas alarmantes, por lo que insistieron a sus empleados en razonar su voto.

Por su parte la firma Palacio de Hierro, del empresario Alberto Bailléres, quien es el segundo hombre más rico de México, llamó a votar por el candidato que tenga mayor probabilidad de vencer a AMLO y la cadena comercial Chedraui puso en las áreas de descanso de sus empleados carteles con las preguntas: ¿Qué es la democracia? y ¿Qué es el populismo? Al mismo tiempo, la empresa señala en dichos anuncios que Cuba y Venezuela son los únicos países de la región que no tienen elecciones libres y democráticas.

A decir verdad, nada malo tendría que estos empresarios externaran sin temor sus preferencias políticas, ya que si bien es cierto, uno de los derechos fundamentales que mayor tutela el estado, lo es el derecho a la libre expresión de ideas, por tal motivo estas manifestaciones públicas respecto a su personal inclinación partidaria o ideológica deberán considerarse como el ejercicio de un derecho inalienable.

Sin embargo, el problema surge cuando estas manifestaciones se convierten en amenazas veladas patronales, las cuales son lanzadas con el propósito de someter la conciencia de sus trabajadores en franco agravio al derecho humano de ejercer el voto de una manera libre y sin presiones de cualquier tipo.

A pesar de lo anterior, hasta hoy ninguna autoridad se ha pronunciado respecto a las medidas que emprenderán para evitar que se sigan reproduciendo estas conductas delictivas y lacerantes en contra tanto del sector obrero, como de la democracia mexicana y del voto libre como derecho humano.

Por consecuencia de lo anterior, la flagrante violación a la ley electoral y a la Constitución por parte de estos empresarios, aunada a la pasividad de nuestras autoridades, nos darán a pensar que algo tiene de razón el candidato izquierdista cuando dice que el sector empresarial se encuentra coludido con el Gobierno federal, ya que no quieren dejar de robar y no quieren perder el privilegio de mandar. O lo que es lo mismo “se sienten los dueños de México”, como también ha dicho.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2