×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
15 Marzo 2018 04:07:00
Venti democrático deslactosado
–¡Hola, qué tal! Bienvenido al café de la sirenita verde. ¿Cómo va tu día?

–Mal.

–¡Ah! ¿Qué te vamos a servir hoy?

–Un café.

–Sí, claro, pero. ¿lo quieres alto, grande o venti?

–Uno mediano.

–¡Ah! Un grande.

–No, mediano.

–Es que aquí el grande es mediano.

–¿Y cuál es el grande?

–El venti.

–¿Y eso qué significa?

–Que es el tamaño más grande que tenemos.

–¿Pero qué significa venti?

–No, pues, ni idea. Pero, dime, ¿cómo va tu día?

–Va muy mal, porque a esta hora no he tomado una sola gota de café y es muy probable que, en un arranque de ansiedad mate a alguien o me cambie el sexo.

–Muy bien, amigo, ¿cuál es tu nombre?

–¿Y eso qué tiene qué ver? Sólo quiero un café.

–Por eso, antes de tomar tu pedido necesito que me des tu nombre para escribirlo en el vaso y así sabrás que este café fue elaborado especialmente para ti.

–Sólo quiero un pinche café negro.

–¿No se te antoja probar nuestro Coco Cold Fusion Moka Almond Toffee de temporada?

–¿Tiene cafeína?

–Si quieres, podemos agregarle un shot extra de café, para que puedas empezar bien el día.

–Lo podría haber empezado bien hace media hora, si me hubieras dado el café negro que te pedí.

–¿Tu Coco Cold Fusion Moka Almond Toffee lo quieres alto, grande o venti?

–Median... olvídalo: grande.

–Muy bien. ¿Con leche regular, deslactosada, light o de almendras?

–¿Las almendras tienen chichis?

–Este. No sé. No, no creo.

–¿Entonces cómo producen leche?

–No sé, la verdad, pero si no te gusta la leche de almendras, también tenemos leche de coco y leche de soya.

–¿Sabes que ni el coco ni la soya dan leche?

–Ja, qué raro: aquí tenemos botes muy grandes de leche de coco, de soya y, claro de almendras.

–Lo quiero sin leche.

–Es que lleva leche a fuerza.

–Dámelo con leche normal.

–Perdón, amigo, pero en este establecimiento no utilizamos la palabra “normal”, a fin de no discriminar a nadie. Todos somos iguales en que somos diferentes.

–¿Eso te lo enseñan aquí?

–Sí, desde el primer día, junto con los nombres de los tamaños de nuestras bebidas.

–Dámelo con leche normal, usual, de la que venden en el súper, de la que te da en tu casa tu mamita cada mañana.

–De acuerdo, lo preparamos con leche regular.

–¿Quieres que le pongamos crema batida encima?

–¿Acaso parece que tengo 16 años?

–No estamos autorizados a opinar sobre la apariencia de nuestros clientes, pues más que clientes son nuestros amigos, ¿sin crema batida o con crema batida?

–Sin crema batida, pero antes dime una cosa: ¿ya sabes por quién vas a votar?

–Sí, claro, yo voy a votar por un cambio.

–¿Por un cambio hacia atrás o hacia adelante?

–Esteee. no, bueno. Se trata de que ya no sigan los mismos.

–¿Y sabías que alrededor de todos los candidatos están los mismos de siempre?

–Bueno, ¿pero eso qué tiene qué ver con su café?

–Que ahora me vas a decir si quieres un presidente de izquierda con pensamiento de derecha, o si quieres un presidente de derecha con pensamiento de izquierda, o un presidente con cara de derecha, postulado por el centro, pero sin filiación partidista.

–Oiga, pero su Coco Cold Fusion Moka.

–¡Ni madres! Te toca escoger: ¿vas a votar por los de izquierda que se aliaron la ultraderecha? ¿O por los verdes que se aliaron con los de siempre? ¿O eres amarillo de los que se pintó de azul?

–Su café.

–Café, cagas. ¿Eres de los idiotas que va a anular su voto? ¿O vas a apoyar a los independientes? ¿Has pensado para qué sirve tu voto? ¿Ya sabes quiénes son los candidatos para diputados de tu distrito? ¿Sabes al menos en qué distrito vives?

–¡Auxilio!

–No se te olvide ponerle dos de Splenda.

¡Nos vemos el martes!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2