×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
23 Marzo 2018 04:07:00
Viesca: señales cruzadas
Una protesta por el impago de 9.2 millones de dólares y supuestos actos de corrupción provocó que la inauguración del Parque Solar Villanueva I, por el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el gobernador Miguel Riquelme, fuera cancelada. Trabajadores de Codisa Corp Energy de México y ejidatarios de Viesca se plantaron el miércoles frente al acceso a las instalaciones propiedad de la multinacional italiana Enel Green Power, para exigir la liquidación del adeudo.

La inauguración se realizó este jueves sin la asistencia de autoridades locales y federales. El parque, presentado como el más grande de América, implicó una inversión de 650 millones de dólares, producirá 754 megavatios, consta de 2.3 millones de paneles solares y ocupa una extensión de 2 mil 400 hectáreas. “El acto oficial se vio boicoteado por una protesta de los trabajadores”, informa el periódico Hoy Los Ángeles en su sitio web. “La inauguración de Villanueva es un hito para Enel Green Power y para México, ya que es la primera planta de energía que inicia operaciones después de la reforma energética del país”, declaró Antonio Cammisecra, CEO de la empresa.

El representante legal de Codisa, Savir Ruiz, había condicionado el retiro del plantón “hasta que cuente con un diálogo de un ejecutivo de alto nivel del Gobierno del Estado” (El Siglo de Torreón, 21.03.18). En un comunicado emitido este medio día, la Administración ofreció intervenir “dentro de los márgenes que la ley permite, a fin de que este diferendo culmine de la mejor forma”.

El Gobierno dice que “la recalendarización este día de la inauguración oficial del Parque Solar (…) determinada por la empresa, obedeció a privilegiar primero el llegar a un acuerdo entre los particulares que hoy sostienen diferencias por cuestiones de carácter administrativo. El gobierno (…) es respetuoso de quienes muestran una inconformidad y reitera su apoyo a quienes invierten en nuestro estado”, dice la nota.

Ruiz declaró que Elen Green Power creó dos filiales para desarrollar el proyecto: Prodiel México y Novamper, la cual subcontrató a empresas mexicanas, entre ellas Codisa Corp Energy, para trabajos de desmonte, conformación de plataformas y operaciones de otro tipo. Según el representante legal de Codisa, la facturación se interrumpió por no haber entregado una camioneta y “un millón y medio (sic)” a una persona que identificó como Jair Domínguez, gerente del sitio (Vanguardia, 22.03.18).

En la protesta se exhibió una manta con la leyenda: “Las empresas extranjeras Enel (italiana), Prodel (española) y su filial Novamper subcontrataron a la empresa mexicana Codisa Corp Energy, para ejecutar los trabajos concluidos en este parque, incumpliendo con las obligaciones de pagos. ¡EXIGIMOS! a la Secretaría de Energía y a las autoridades competentes ¡URGENTE! regulación a estas empresas que se adjudican el desarrollo que abatió (sic) récords de este Parque fotovoltaico en Viesca, Coahuila, así como en los otros proyectos renovables de las tres subastas siguientes, derivadas de la Reforma Energética”.

La falta de operación política del estado para desactivar el conflicto fue patente. Por otra parte, la inauguración del parque solar, entre protestas de contratistas y ejidatarios, ocurre en el contexto del debate sobre la reforma energética. Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, ha ofrecido revisar los contratos de Pemex y la CFE con empresas extranjeras “para ver si cumplen con los requisitos legales (…) y no sean producto de la corrupción; no queremos contratos como los de Odebrecht” (Aristegui Noticias, 18.03.18).
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6