×
Lariza Montiel
Lariza Montiel
ver +

" Comentar Imprimir
09 Julio 2017 04:00:00
Violencia contra las mujeres. ¿A quién realmente le importa?
El pasado 3 de julio se conmemoró un aniversario más del primer voto femenino en nuestro país, en muy diversas cuentas de redes sociales de personajes públicos vimos mensajes de celebración en torno a este importante hecho, sucedido hace más de 60 años. Desde entonces hasta apenas hace 3 años en el ámbito político-electoral se alcanzó una real igualdad de derechos para acceder a cargos de elección popular, y hoy es una realidad que mujeres y hombres convivimos en el espacio público de toma de decisiones.

Esto viene a colación, pues tal pareciera que el reconocimiento de la mujer en México, por la vía de su participación en la política, habría alcanzado el punto óptimo. Sin embargo aún no podemos afirmar que en nuestra sociedad vivimos con absoluto respeto mujeres y hombres.

La violencia contra las Mujeres sigue estando inmerso en un muy alto porcentaje de las relaciones interpersonales. Para mejor referencia, podemos decir que la violencia contra la mujer es definida como: Cualquier acto basado en la pertenencia al sexo femenino que pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual y psicológico para la mujer, así como amenazas de tales actos, la coacción o la privatización arbitraria a la libertad, tanto si se produce en la vida privada o pública.

En esta violencia se presenta numerosas facetas que van desde la discriminación y el menosprecio hasta la agresión física, sexual, verbal o psicológica y el asesinato, manifestándose en diversos ámbitos de la vida social, laboral y política, entre los que se encuentran la propia familia, la escuela, la Iglesia, el Estado, entre otras.

Aplicado a nuestro estado podemos decir que poco se ha trabajado desde el punto de vista práctico para erradicar cualquier tipo de violencia contra la mujer. Si bien se cuenta con una ley que prácticamente es letra muerta, las condiciones laborales, de seguridad, económicas, e incluso las políticas, mantienen un margen de segregación hacia la participación activa de la mujer en esos ámbitos.

En el plano intrafamiliar ni se diga, aún las ideas “machistas” sobre que el hombre “manda” o que la mujer “es inferior”, que debe “servir” u “obedecer ciegamente” y que su presencia está ligada a un rol “sexual” residen en muchos hogares y continúan incidiendo en la formación de nuevas generaciones. Algunos podrían considerar que estas afirmaciones son descabelladas, pero lamentablemente no es así.

De 2013 a lo que va del año, se han catalogado por la Procuraduría General de Justicia del Estado 51 feminicidios en Coahuila, de los cuales se han concluido sentencias contra sólo 17 casos. Cifra la primera que no alcanza ni el 20% de los homicidios de mujeres registrados en dicho periodo.

De hecho, en lo que va de 2017 se han investigado 6 casos de feminicidio, aun considerando que no todos los homicidios de mujeres son investigados con ese enfoque. ¿Qué está pasando entonces? ¿Quién y cómo se está trabajando en el plano preventivo (educación, campañas, incentivos, reconocimientos públicos)?
¿Quién y con qué presupuesto se están implementando acciones de asesoría y protección a la mujer que se atreve a denunciar algún tipo de violencia de género? ¿Qué seguridad se le brinda a las mujeres que logran reconocer que viven una condición violenta y buscan resguardar a sus hijos y a ellas mismas del agresor?

De suma importancia encontrar una respuesta a las anteriores interrogantes, pues al menos en lo que medianamente percibimos de información gubernamental no recuerdo nada relacionado con ese empoderamiento que las mujeres requieren, de tal suerte que quienes se encuentren aún en un estado de inconsciencia o presas de esa vulnerabilidad económica y familiar.

El objeto de este artículo y del reciente llamado a la Procuraduría de Justicia que promoví en el Congreso del Estado tienen como único objeto prender las alertas, no dejar de lado asuntos de gran la trascendencia como lo este tipo de violencia y a invertir recursos públicos en la prevención, investigación y sanción de hechos delictivos asociados, con tal firmeza que permitan decir con autoridad moral que en Coahuila si se respeta a las mujeres y se actúa en contra de la violencia de género.

Lariza Montiel Luis
Sígueme en redes de
Facebook y
Twitter @LarizaMontielLuis
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2