×
Verónica Martínez García
Verónica Martínez García
ver +

" Comentar Imprimir
26 Febrero 2018 04:00:00
Violencia de género, monstruo al acecho
El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres, pero el 25 de cada mes se estableció la Campaña Naranja Únete, que busca generar conciencia para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y niñas. Es una iniciativa para que la lucha sea constante y permanente.

Es una oportunidad para que la sociedad en general patentice su rechazo a las agresiones de cualquier tipo por condición de género y para que continúe fomentando el respeto, la convivencia constructiva y la tolerancia, en especial hacia las personas o sectores vulnerables.

La educación y los valores son fundamentales para que las personas sean agentes de cambio de conductas nocivas, de poner un alto al machismo y a las demás expresiones que atenten contra la dignidad e integridad de una mujer.

Se ha avanzado mucho en la igualdad de género en México, pero nunca serán suficientes los esfuerzos, acciones y campañas para erradicar el fenómeno. Lamentablemente seguimos viendo manifestaciones de odio y misoginia en contra de las mujeres de parte de sus parejas, novios, esposos, en el trabajo, en el hogar y otros ámbitos en los que se desenvuelven.

A nivel mundial ha surgido el movimiento #MeToo para hacer público el abuso o acoso sexual del que se ha sido objeto. Estas acciones han permitido que la violencia sexual se visibilice más y haya una conciencia más fuerte y clara al respecto. La visibilización ayuda a atender el problema de una mejor manera.

Las agresiones en contra de la población femenil no deben banalizarse. Una sociedad no puede ser plena, sana, ni vanguardista si persisten prácticas que lesionen el bienestar individual de las mujeres.

Erradicar este fenómeno implica no sólo la actuación y voluntad de las autoridades (que debe ser total y sin ambages), también de la familia, donde los padres inculquen respeto, valores, buenos modales y educación a sus hijos.

Es un esfuerzo diario de todos. El rechazo al comportamiento machista se está generalizando cada vez más y es positivo no sólo para las mujeres, lo es para toda la ciudadanía. Pero no debemos bajar la guardia, nunca.

Hemos sido testigos de situaciones realmente vergonzosas que creíamos eran cosa del pasado, pero no. El monstruo de la violencia de género está acechando siempre y en cualquier momento emergerá a través del comportamiento machista de una persona, o peor aún, de un servidor público.
Imprimir
COMENTARIOS



1 2 3 4 5 6 7 8