×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
09 Diciembre 2016 04:00:00
Votar a los 16
Parece que el Gobierno de la Ciudad de México no sabe realmente qué posición tomar con los adolescentes. Por una parte, les restringe derechos individuales, como el de tener sexo o contraer matrimonio; por el otro, busca otorgarles el derecho a votar a los 16.

El proyecto de constitución sometido por el gobierno de Miguel Ángel Mancera a la Asamblea Constituyente establece que “el derecho al sufragio empieza a los 16 años”. La decisión es política y busca fortalecer el voto de los partidos de izquierda. Los redactores recuerdan bien la vieja frase atribuida a muchos a lo largo de décadas: “Quien no es comunista a los 20 no tiene corazón, quien lo sigue siendo a los 40 no tiene cerebro”.

Los partidos de izquierda han buscado convertir la nueva Constitución en un instrumento para fortalecer su control sobre la Ciudad de México, la cual han gobernado desde 1997. La idea de bajar la edad para votar de 18 a 16 años no tiene más propósito que incrementar su voto ya que suponen que los jóvenes votarán mayoritariamente por la izquierda.

Lo paradójico es que estos gobiernos han venido despojando a los menores de 18 años de la libertad de tomar decisiones personales. Apenas en julio de este 2016 la Ciudad de México prohibió el matrimonio de personas menores de 18 años. El jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera presentó la medida con orgullo: “Este es un paso determinante, fundamental, un antes y después en la Ciudad de México. A partir de ahora se prohíbe el matrimonio de mujeres que no tengan 18 años. No hay que olvidar, por más que existan circunstancias diversas, no dejan de ser niñas”.

En realidad, la ley no sólo prohíbe el matrimonio de las mujeres menores a los 18, sino también de los hombres; sería inconstitucional una prohibición que se aplicara sólo a las mujeres.

Contraer matrimonio no es la única prohibición que enfrentan los menores de 18. Se les prohíbe también consumir bebidas alcohólicas. Los adultos pueden ser procesados por corrupción de menores si permiten beber a menores o les ofrecen una copa de vino, cuando en Europa esto es una práctica habitual. Un adulto que tenga relaciones sexuales con un menor puede también ser sancionado a pesar de que el menor acepte el encuentro. A los menores se les prohíbe también comprar tabaco o pornografía.

Si un menor de 18 comete un delito, aunque sea un homicidio o violación en agravio de otro menor, tendrá un trato distinto al de un adulto. A lo mucho tendrá que cumplir una detención temporal en una “comunidad para menores”, lo que antes se llamaba un “tutelar”, para quedar en libertad al cumplir los 18 años. La legislación penal considera a los menores de 18 como incapaces de tomar decisiones y por lo tanto no los procesa penalmente como adultos.

Yo no sé si a los 16 años una persona tiene la madurez para votar por un gobernante cuyas decisiones pueden afectar de manera profunda a toda la sociedad. Al ver los resultados de algunas elecciones me pregunto si esta madurez se alcanza incluso a los 60. Pero lo que sí queda claro es que no se puede tratar a un joven de 16 como un niño cuando quiere tomarse una bebida alcohólica, tener sexo o contraer matrimonio, pero como un adulto a la hora de votar.

Hay que entender, por supuesto, que lo que menos interesa a los políticos que promovieron bajar la edad para votar son los jóvenes. Quieren sus votos, aunque no los consideren capaces de tomar ninguna decisión personal.

Plusvalía

Claro que muchos políticos defienden la confiscación de la plusvalía de los inmuebles que ha decretado la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México. ¿Por qué habría de beneficiarse el dueño de un aumento en el valor de su casa cuando los funcionarios necesitan tanto los recursos?
Imprimir
COMENTARIOS



top-add