×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
02 Junio 2018 04:00:00
Votar encabritado
“Que quede claro: el enojo y resentimiento de la gente están justificados. Pero éstos no son una filosofía de Gobierno. El populismo es atractivo, pero mal entender nuestros problemas y ceder al impulso de echar culpas nos hace un pueblo retrógrada”.

¡Wow! ¿Sabe quién dijo esto? El senador republicano Jeff Flake en octubre pasado al renunciar a buscar su reelección y denunciar el pésimo liderazgo e influencia de Trump sobre su partido y su país.

Fantásticas palabras para reflexionar ahora que estamos a un mes de elegir al próximo Presidente, legisladores, gobernadores o alcaldes. Quizá estamos más encabritados que en Estados Unidos y con justa razón. Pero como sabiamente dice el refrán: el que se enoja, pierde.

La ira convierte a seres inteligentes en reaccionarios. Por ejemplo, recientemente he escuchado a personas que respeto decir algo parecido a esto: “No pueden estar peor las cosas con Andrés Manuel. Urge botar a los partidos. Aparte, ya le toca”.

¿No se puede estar peor? ¿Por qué? Imagine que tiene pulmonía y que lo ha atendido un mal doctor. ¿Se cambiaría a otro así nada más? Quizá termine con pulmonía, hipertensión y ansiedad, o hasta se muere. Sí se puede estar peor.

A mí me siguen preocupando las ideas y temperamento de AMLO. Relea: “¿Un rayito que electrocuta?”, “Los dos AMLOs”, “¿Ya sabes quién?”, “El salto de fe” y “¿Ya sabes quién va a ganar?”, “Pemex NO es la solución” y “Andrés, te equivocas”.

Creo que más que votar encabritados, lo conducente sería aprovechar el hartazgo para buscar cambiar para bien. Es más, el cambio real requiere una insatisfacción positiva. La ciencia no miente.

“Se tienen que cumplir varias etapas para cambiar de forma duradera”, explica Carlo DiClemente, sicólogo y profesor de la U. de Maryland. El autor de los libros “Cambiando para Bien” y “Adicción y Cambio” descubrió que se requieren 5 etapas para lograr un cambio real:

1. Pre-contemplación. Se reconoce el problema y se evalúa.

2. Contemplación. Análisis riesgo/beneficio. Se decide actuar.

3. Preparación. Establecer metas y prioridades. Crear un plan de cambio.

4. Acción. Implementar y ajustar según resultados.

5. Mantenimiento. Consolidar el plan al estilo de vida.

El punto clave es que un cambio que dura es planeado. No es un salto instintivo, es un proceso deliberado. En el otro lado de la moneda, actuar irreflexivamente al estar enojado puede ser dañino.

“El enojo es quizá la emoción más importante. Representa un foco rojo de que algo debe cambiar. Pero hay que considerar opciones al decidir qué hacer”, explica el sitio lifehacker.com, que enlista 20 consejos para lograr un buen cambio. Y 7 sugieren introspección:

a) Separar la emoción de la acción.

b) Identificar los “por qué”.

c) Retrasar la reacción.

d) Hacer la tarea.

e) Evaluar antes de “lanzarse”.

f) Discutirlo con alguien de confianza.

g) Usar el enojo como combustible para el cambio.

Excelentes tips para decidir el voto (y para el trabajo y la vida). Consejos que van en contra de emitir un voto reaccionario empujados por nuestro hartazgo. y por las campañas electorales.

Los grillos reconocen la ira social y buscan aprovecharla con tanta publicidad negativa. Creen al ganar la guerra sucia, ganan el voto irreflexivo.

Pero la guerra de lodo entre el PRI, PAN, Morena, independientes y otros termina por ser una vacilada: “El comal le dijo a la olla”. Tan malos han sido unos como otros. Y un votante medianamente inteligente lo sabe.

No critico las campañas negativas exitosas. Es más, pueden ser divertidas y entretenidas. Pero el riesgo es que éstas nos lleven a votar encabritados y a no reflexionar para decidir nuestro sufragio (relea “Guía para un voto inteligente”).

Lifehacker lo dice excelentemente: “controla tu enojo; no dejes que éste te controle”. Igual al votar. Todavía hay tiempo para definir un voto inteligente para el 1 de julio. Para usar nuestro gran hartazgo para lograr el cambio positivo y duradero que tanto necesita México.

En pocas palabras...

“No te castigarán por tu ira. Tu ira será la que te castigue”.Buda
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2