×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
22 Agosto 2018 04:00:00
Voy por ellos
Mucho sé cuán fuerte es el sexo masculino y bien poco necesita de mi ayuda. Sin embargo, ellos han tenido la delicadeza de guardarse en el fondo de su pecho, conmiserándose de nosotros, esta verdad contundente: ellos pondrán menos atención al nuevo olor a pino lustrado en el piso y más en el llamativo color de una ropa tentadora, puesta, ahora sí, en exclusiva para él.

Vamos a no discutir lo anterior. Si son ustedes capaces de solicitar a sus cónyuges detalles románticos- verbigracia, flores, invitaciones, cariñitos-, él puede decirles que, para ustedes, mantiene el auto en buen estado, baña al perro y va a casa de la suegra los domingos. ¿Verdad que no es suficiente? Tampoco lo es para ellos.

Les explicaré la causa de mi encono derivada en defensa de oficio hacia los hombres. Hoy en la mañana escuché a una oronda mujer afirmar que es abogada, sicóloga, esposa, pero, sobre todo, madre; lo peor de todo es que se dedica a “asesorar” familias para ayudarlos a alcanzar su bienestar. No entiendo muy bien cómo anda en los caminos de la armonía cuando pone en un “hit parade” a quienes viven en su casa, restándole importancia a unos y vaciándola de lleno en otros; es esta una actitud muy común, sobre todo, entre las madres abnegadas, quienes se olvidan que sus maridos siguen vivos aún después de ser papás.

Para eso, amigas mías, somos mujeres: ubicuas en el amor, versátiles en la pasión, hermeneutas de la vida, esposas-madres-hijas-hermanas en una sola palabra, porque debemos ejercer todas las profesiones de forma simultánea. No, ni se quejen, porque cada una de ellas fue elegida por ustedes; ahora sí, vayan a ser madres, por igual, de todo aquello a lo que han dado vida.


.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2