×
Ricardo Alemán
Ricardo Alemán
ver +
 [email protected]

" Comentar Imprimir
24 Diciembre 2017 04:09:00
¿Y el golpe de Estado?
La pregunta obliga porque articulistas, opinantes y uno que otro idiota de la farándula inventaron un grosero montaje para engañar a ingenuos e incautos con el cuento de que la Ley de Seguridad Interior era un golpe de Estado, significaba la militarización del país y era una amenaza a los derechos humanos.

Como lo manda la Constitución, la Ley fue aprobada por la mayoría de diputados y senadores. A su vez, los diputados –según la Constitución–, son representantes populares, mientras los senadores representan al Pacto Federal.

Es decir, la Ley de Seguridad Interior se aprobó con rigor Constituciónal y se escuchó a quien debía escucharse; a los integrantes del Congreso. Por eso, porque es una ley legal, el Presidente la promulgó, le guste o no a la llamada “sociedad civil” que tiene interés político electoral.

Y también por eso obligan las preguntas. ¿Y dónde está el golpe de Estado que seguiría a la aprobación y promulgación de la ley? ¿Dónde la militarización? ¿Dónde está la violación a los derechos humanos? ¿Dónde están las multitudes que saldrían a repudiar una Ley que, según algunos idiotas de la farándula, significaba una amenaza?

Ya entró en vigor la ley y todos los ciudadanos mantienen intactos sus derechos; a nadie le han cancelado libertades como crítica, la opinión y el derecho a disentir y en México las de expresión siguen siendo libertades fundamentales.

Y si no aparecen síntomas del “golpe de Estado”, tampoco la supuesta crisis económica producto del feo “neoliberalismo”. Lo cierto es que quien salga a la calle verá tiendas abarrotadas, carreteras atestadas, aeropuertos saturados, terminales camioneras insuficientes y hoteles llenos.

Está a la vista de todos que las libertades básicas están intactas y no sólo queda claro que la crisis económica está lejos, sino que muy pocos se creyeron el cuento del “golpe de Estado” y que son más los que entendieron que eran una farsa las amenazas de la supuesta militarización.

¿Qué pasó? ¿Por qué muchos ingenuos e incautos creyeron las mentiras de Diego Luna, Gael García y otros empleados de la industria del espectáculo?

La respuesta está en la ignorancia de muchos, en la “flojera de leer” de otros y en el uso político electoral de las noticias falsas –fake news–, que inundan las redes. Y es que hoy las redes son como el perro de Gonzalo N. Santos; sólo el primero sabe por qué ladra. El resto son parte de la manada.

La de Seguridad Interior ya es ley y, para combatirla, participará la Corte. Y veremos si el máximo Tribunal tiene interés electoral.

Al tiempo.

¡Felicidades a todos! Estaremos de vuelta el domingo 31 de diciembre y de manera regular a partir del domingo 7 de enero.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6