×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
17 Febrero 2017 03:00:00
Y su lucha continúa venciendo obstáculos
Después de haber pasado la euforia del día del amor y de la amistad, no quedaron ganas de celebrar algo tan importante para las mujeres mexicanas dejándolo en el baúl de los recuerdos.

Tengo que reconocer que hasta en lo personal lo olvidé y por respeto a las féminas me disculpo ante tal omisión, y agradezco a una sola persona dentro de mi red social de Facebook, una amiga joven fue la única quien se tomó una fotografía en un espejo de cuerpo completo y con una blusa rosa mexicana simplemente escribió una dedicatoria: “Porque no existe algo más bello que la mujer!!! ¡Feliz día hermosas!!! Emojis: una rosa, un corazón, y una muñequita bailando con vestido rojo.

Y no es para menos ya que el día 15 de febrero se celebra el Día de la Mujer Mexicana, iniciativa propuesta por la dramaturga y escritora Maruxa Vilalta, quien reunió a varias mujeres para lograr una petición de respeto y reconocimiento a las mexicanas.

Cada vez la mujer ocupa más lugares que años atrás eran exclusivos de los hombres, pero hoy en día la mujer se ha ganado ese respeto a base de una lucha constante y sobreviviendo esos maltratos que la sociedad y los mismos hombres las fueron sometiendo pero salieron adelante para mostrarnos que son mejores que los varones.

Algunos expertos afirman que cada minuto nace un promedio de 180 bebés en todo el mundo. Milagro de Dios en donde las mujeres son bendecidas como el medio para poder crear vida.

Hoy en día, la participación de las mujeres en el mundo laboral va en aumento porque es insuficiente el ingreso económico de una sola persona para sostener con la llegada de un nuevo miembro a la familia y poder salir adelante ante este mundo de capitalismo en donde el dinero es necesario para resolver muchos males o al menos en nuestro país ese es el concepto.

Toda aquella nueva mamá o aquellas madres que volvieron a dar el milagro de la vida con el nacimiento de un bebe tendrán mucho que organizar, principalmente el quién cuidará a su bebé mientras se ausenta después de los 40 días otorgados por la Ley Federal de Trabajo ante el nacimiento de un bebé.

El tomar una buena decisión sobre cuál guardería deben de inscribir a sus bebés. Para estas madres no es fácil porque siempre buscan la mejor opción sobre todo el reconocimiento de buena fama en donde cumplan con los programas y la dieta para sus pequeños retoños.

En el país este problema va en aumento porque su incremento de la natalidad va al alza, pero más que eso, cada vez son más las madres que se ven obligadas a tener que trabajar para el sostenimiento en el caso de ser madres solteras o bien la ayuda de la economía familiar para aquellas que cuentan con una pareja en donde el salario no alcanza para sostener los gastos de un hogar.

Si bien es cierto que en lo que se refiere a guarderías tiene todo el derecho de exigir el mejor trato para sus bebés y de cerciorarse de que estén en buenas condiciones tanto aquellas particulares como las que pertenecen al Seguro Social, teniendo derecho a éstas de forma gratuita conforme a sus aportaciones y las de su empleador.

Pero tampoco se puede negar que para poder hacerse acreedor a este derecho cada vez es más difícil ya que desde hace años estas guarderías están cada vez más en su peligro de extinción porque el Seguro Social asegura que no cuenta con recursos suficiente para continuar manteniendo a las guarderías.

Los subrogatarios que sí los hay, fueron desviados a otras áreas. Mientras quienes legislan prometen pugnar, incluso, porque se decrete una Ley Federal de Guarderías que están tan cantadas como toda promesa de los políticos mexicanos en donde prometer no en provece.

En todo esto, sólo las madres trabajadoras y sus hijos conocen los pros y contra del dizque esquema simplificado de guarderías en el Instituto Mexicano del Seguro Social, que inicia cada año.

El régimen simplificado disminuyó a las nuevas guarderías sus cuotas establecidas que se paga a los subrogatarios por cada niño y también impide los estudios médicos hechos a los menores fuera del IMSS.

La alimentación se acopla a la región y propuso un menú económico, aunque con el mismo valor nutricional, se añadió la flexibilidad en la adquisición de mobiliario y equipo, como es el caso de juguetes educativos más económicos.

Algo que no dejó contentos a los subrogatarios del antiguo esquema vecinal comunitario de compensar las inasistencias de niños en una sala determinada, se dividen por edades, de aquellas donde rebasaban la capacidad de atención, con lo cual cobraba el número global de infantes atendidos al mes.

Esto ya no será posible en el sistema simplificado, donde se prohíbe rebasar la capacidad de las salas y sólo se pagará por lo menores asistentes, aunque hay opción de incrementar la inscripción en un 15 por ciento para compensarse, aunque no sea lo mismo para los Presidentes de las Asociaciones de cada Estado del país, aunque se justifique que no se compensa comparado al ausentismo en época de frío y vacaciones, llegando muy apenas al 40 por ciento de su capacidad en la estancia infantil.

El esquema rebajó los requisitos de personal; pues antes se podía llegar a cinco educadores de acuerdo al número de pequeños por área; y ahora sólo se requiere de una, sin importar la cantidad de infantes, se eliminó de igual forma la necesidad de tener secretaria.

Hay quienes consideran que la reducción de personal aumenta la inseguridad y el riesgo de que ocurran accidentes, quizás de consecuencias fatales, ya que no se tratará de profesionistas sino de personas sin preparación.

Los actuales subrogatarios buscan aumentar el tiempo de contrato con el IMSS, de un año a tres, como se manejará en estancias del esquema simplificado, ya que 12 meses no son suficientes para programar inversiones y crecimiento, además no existe la certeza jurídica de continuar los convenios.

Los propietarios de las guarderías consideran difícil no ampliar los contratos puesto que sería ilógico ya que todo esto se origina por la falta de espacios y necesidad de tenerlos sin mayores costos para la dependencia.

Las posibilidades cada vez se hacen menos de ampliar el tiempo porque está controlada por la Secretaría de Hacienda y el Instituto no puede comprometer los recursos de años anteriores.

Una realidad es que el IMSS disminuye las opciones para las guarderías del llamado esquema vecinal, pues, aunque no les obliga a cambiar, se les impone que en caso de ampliar la capacidad instalada o abrir uno más, necesariamente tendrá que tomar la nueva forma de administración.

Lo único cierto es que existe la necesidad inmediata de los espacios para cada vez más mujeres, las que se ven en la necesidad de trabajar ante la crisis que se vive en el país siendo más difícil sobrevivir con el ingreso de una sola persona. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



top-add