×
JC Mena Suárez
JC Mena Suárez
ver +

" Comentar Imprimir
08 Junio 2017 04:00:00
Y todo seguirá cambiando
Salió una noticia en Estados Unidos afirmando que los centros comerciales están agonizando. Están cerrando los grandes negocios tradicionales que conocíamos y se habla de hasta 200 tiendas de una sola cadena por la falta de clientes. Dicen que esto se debe en parte a que la gente ahora está comprando por internet, es decir, compra en línea.

Hay que ver a futuro, si eso está pasando allá, no tardará en pasar en nuestro país, donde actualmente están abriendo plazas al por mayor y si hacemos memoria, ya pasó una vez con una de ellas, originalmente fue planeada para tiendas pero poco a poco fueron cerrando y terminó siendo de oficinas.

¿Qué futuro le espera a los centros comerciales? En México no se ha visto este cambio a las compras en línea porque aún quedan muchas personas que no tienen tarjetas de crédito o débito y la desconfianza es una constante en la mayoría de la población: “¿Y si me mandan algo que no pedí? ¿O me clonan la tarjeta?”.

Para algunos esto puede resultar muy útil, comprar una lavadora o un refrigerador en línea sin tener que preocuparse por el traslado en el que se puede dañar o tener que depender de la existencia en tienda. Además para fomentar la compra en sus portales, algunas tiendas ofrecen diferentes promociones y dinero electrónico.

Estos sistemas de venta automatizados se pueden ver cada vez en más lugares, incluso en los alimentos ya se puede hacer la despensa así y un repartidor la lleva a domicilio; se pueden encargar platillos, pasteles o hasta la pizza por medio de una página de internet o una aplicación móvil, e incluso hay casos en los que no es necesario tener personal, hay una máquina con baguettes precocidos, solamente hay que pagar y oprimir un botón para tenerlo al instante.

Hay negocios que están en su margen mínimo de ventas, otros que no tienen siquiera el mínimo de ingresos para subsistir, a lo que tienen que sumarle las altas rentas de los locales comerciales. Tal vez los dueños de las plazas deberían ponerse del lado del negocio y bajar su margen de utilidad, así se mantendrían siempre ocupados todos los espacios.

Con el sistema de ventas en línea, los negocios no necesitan rentar o comprar un espacio, ni pagar altos costos de mantenimiento y sueldos, pueden tener todo en una sola bodega, trabajar con un mínimo de personal y ahorrar grandes cantidades de dinero, incluso vender a costos más bajos.

Todo está cambiando y seguirá transformándose, tenemos que pensar en qué pasará en algunos años y estar preparados para cuando el futuro nos alcance.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2