×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
16 Enero 2018 04:05:00
¡Ya Chávez quién!
Al ingenio mexicano nada le gana. Ahí está, por ejemplo, aquel señor que tenía una vidriería y puso un letrero: “Bidrios. Lo escribimos mal... pero los colocamos bien”. Otro letrero que me llegó al corazón fue el de un gimnasio: “¿Cansado de ser gordo y feo? Sea sólo feo. Inscripción con descuento”. Y mi favorito, visto en un negocio de soldaduras: “Soldamos todo, menos un corazón roto”.

Y si los mexicanos somos buenos para los letreros, para los chanchullos somos mejores. Lo único que puede vencer al ingenio de los mexicanos para las transas es... ¡el ingenio de otro mexicano! Y si no me creen, pregúntenle a Andrés Manuel López Obrador que se quiso pasar de listo y ahora lo convirtieron en un meme que, estoy seguro, no le gusta nada.

Resulta que, como es su costumbre, los de Morena encontraron –según ellos– la forma de darle la vuelta a la ley electoral, que prohíbe que los candidatos hagan campaña directa para pedir el voto, porque ese periodo empieza hasta marzo. ¿Qué hicie-ron? Sacaron sus famosos spots de “estaríamos mejor con ya sabes quién”. De esa forma todos recuerdan la vieja campaña de AMLO, pero nadie lo puede acusar de estar haciendo publicidad.

Todo iba muy bien en el cuartel general lopezobradorista, todo eran risas y canciones, como si fuera el pueblo de los Pitufos hasta que... ¡se les apareció el meme! ¿Qué pasó? Que a alguien se le ocurrió –y lo logró– hacer viral una foto de Andrés Manuel con su boina roja y abajo de él un letrero que dice: “estaríamos mejor con ya Chávez quién”. ¡Uy! Nunca lo hubieran hecho. El Peje montó en furia porque si hay algo que lo pone de malas es que lo comparen con Hugo Chávez. Se pone peor que si a mí me compararan con el huevón de mi cuñado. A lo mejor a AMLO le molesta tanto que lo comparen con el exdirigente de Venezuela por aquello de que lo que te choca, ¡te checa! (Y, no, no aplica con mi cuñado. ¡Ya cállense!).

MALDITO FRÍO

Yo sé que la gente que lee esta columna en Chihuahua, en Durango o en Coahuila se debe reír de nosotros los chilangos, pero la Ciudad de México está en alerta roja por las bajas temperaturas.

Hace tanto frío que tuvieron que sacar a Cuauhtémoc Cárdenas de su sarcófago, para que se conservara mejor. En lo persona no sentía tanto frío desde que estuve en un mitin del PRI aquí en la capital. Salías a la calle y sentías que la sonrisa se te congelaba como cuando tu tío el imprudente se avienta uno de sus típicos comentarios del siglo 19 en la cena de Año Nuevo. De hecho, hubo un momento en que sentí que la nariz se me caía con la misma rapidez con la que el peso se desploma cuando Donald Trump dice alguna salvajada. Cuando me asomé a ver el termómetro, la temperatura estaba casi tan baja como la popularidad de Miguel Ángel Mancera. Bueno, no tanto, ni que viviéramos en el Polo Norte.

Lo peor de este clima es que todo el mundo anda enfermo y, ¡claro!, no falta el idiota que te contagia. Entonces ahora traigo una gripa como la campaña de José Antonio Meade: nomás no prende, pero qué incómoda es. Tengo la nariz casi tan congestionada como el buzón de la Fiscalía de Delitos Electorales y estornudo casi cada que sale un spot político en radio (tal vez más). Pero a pesar de eso el doctor dice que no se me ha declarado la enfermedad, por lo que no puede recetarme nada. Igualito que los candidatos: no proponen nada, pero bien que cobran su lana.

¡Dos vemod el juevea!
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6