×
Denise Maerker
Denise Maerker
ver +

" Comentar Imprimir
02 Febrero 2011 04:00:49
Ya le metieron miedo al PRI
Los candidatos pueden no ser buenos ni congruentes

Las lecciones de Guerrero son muchas. La noche del domingo y estos primeros días de la semana nos han aportado nuevos datos.

Lo lograron. El objetivo era meterle miedo al PRI y ya lo consiguieron. De ahí a que la izquierda haya ganado en Guerrero hay un salto gigantesco. Pero los perredistas insisten en privado en que lo importante por ahora es generar condiciones de competencia para el 2012. Dicho de otro modo, Guerrero puede esperar.

Siguen sin saber perder.

En el 2006 criticamos a Andrés Manuel por no aceptar un resultado de menos de un punto porcentual. El candidato del PRI en Guerrero salió el domingo y se declaró ganador cuando todos los datos indicaban que había perdido de calle. Su conferencia de prensa fue inaudita: “Solamente para decirles…la confirmación de una tendencia ganadora irreversible… en el distrito 28 tenemos casillas ganadoras la 153, 154, 155, la 358 donde sólo para poner un ejemplo 161 PRI, PRD 138…”. Y así se siguió dando resultados de casillas aisladas, mientras a su lado Arturo Escobar, senador de la República por el partido Verde, y Jorge Kawahgi, líder nacional del Panal gritaban: duro, duro, duro y aplaudían. ¿Qué pretendían? ¿Confundir? ¿Revolver las aguas de una elección tranquila?

A tribunales. El berrinche sigue. Añorve se quiere ir a tribunales a pesar de que perdió por más de 12 puntos. ¿Cuándo vamos a ver un reconocimiento inmediato de parte del perdedor?

Cuando lo hacen otros no les gusta. Añorve se queja de la elección como si en su campaña no se hubieran gastado millones, como si él no hubiera recibido el apoyo de los gobernadores priístas, como si no hubiera retirado o entregado apoyos a cambio de votos. Y eso sin contar con que sigue en el hospital un perredista por la golpiza que le pusieron. Beatriz Paredes indignada el domingo se lamentó de que Añorve y el PRI hubieran enfrentado una alianza que se caracterizo por el juego sucio. ¿Y las llamadas ilegales que ellos difundieron? ¿Y los apoyos que retiraron o entregaron a cambio de votos?

Sólo el triunfo los une. A los priístas no los une ninguna ideología común, a los priístas los mantienen unidos la perspectiva de ganar y la promesa que eso conlleva para todos. En la derrota cada uno se va por su lado. Moreira está desaparecido, Manlio dice que en Guerrero llevaban desventaja y lo sabían, y Peña Nieto reconoce la derrota pero inmediatamente advierte que a él no se la van a hacer en el Estado de México. ¿Habrá que ver si se debilita aun más esa certeza que tienen de que van a ganar en el 2012 si no se resquebraja la tan mentada unidad que han mantenido en los últimos años?

Sabemos votar. La mejor noticia de Guerrero llegó el día de la elección. Los candidatos pueden no ser buenos ni congruentes y los partidos estar enfrascados en una lucha del poder por el poder, pero la jornada electoral fue impecable. Los guerrerenses salieron sin miedo, votaron, sus votos se contaron y ellos decidieron. Es la mejor lección y un buen recordatorio de que los años de lucha por la democracia sí han tenido consecuencias.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2