×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
19 Julio 2018 04:07:00
¡Ya soy chairo!
Sí, ya soy chairo, pero antes. “¡Mamá, prende la televisión! Me asaltaron... ¡y hay video!”. Yo sé que no soy experto en cuestiones policiacas, aunque haya visto todas las temporadas de CSI, pero me queda claro que la Policía la está regando. ¿En qué? En dar a conocer los videos de asaltos... ¡sin haber atrapado a los ladrones! ¿Como para qué quieren espantar así a la gente? No es por echarle a perder el desayuno a los jefes policiacos, pero ¿qué esperan al dar a conocer esos videos? ¿En serio creen que sirven para reconocer a los ladrones? No conozco un solo video de cámaras de seguridad que sirva para identificar a nadie. Podría aparecer Santa Claus en uno de ellos, con todo y su traje rojo, sus barbas de Alejandro Encinas, sus botas de travesti, sus enanos explotados laboralmente y hasta su trineo con renos en peligro de extinción... ¡y nadie lo reconocería!

–¿Será el doctor Simi?

–No, se me hace que es Layda Sansores.

–No, pero no se mueve igual.

–A lo mejor es Paquita la del Barrio.

–Sí, seguro que es ella, oficial. La reconozco perfectamente.

¿O qué sientes tú cuando ves un video de un asalto? Dudo que alguien diga: “Oh, qué bueno que lo vi, ahora ya puedo reconocer al ladrón cuando esté comiendo tacos en el puesto de la esquina y ponerme a salvo, después de llamar a la policía”. Si en realidad eso es lo que piensas, te felicito. Las personas normales pensamos: “Malditos, desgraciados, infelices, hijos de toda su madre, ojalá se pudra del dese y se les caiga a pedazos y se lo coma su perro. ¡Qué pinche miedo salir a la calle!”.

Pero, bueno, supongo que la próxima vez que me asalten y me digan: “¡Arriba las manos!, ¡suelte el taco!”, luego de entregar la cartera y el celular, le haré como le hacían los que estaban en el estadio durante el Mundial: voltearé a la cámara y saludaré brincando de alegría, porque seguramente tú me estarás viendo.

YO, CHAIRO

¿Alguien sabe si la cuarta transformación de México incluye liposucción para todos? ¿O será nada más para los pobres? Es para el primo de un amigo que tiene unos kilos de más. Como 10; no, menos, como 20. ¿A ti no te urge que ya llegue diciembre? A mí sí, me muero de ganas por ver cómo es ese paraíso que nos prometió san Andrés Manuel y que se llama Cuarta Transformación de la República.

Me imagino que en ese nuevo México, ooobviamente, lo primero que habrá de suceder es que el Cruz Azul será campeón. Y mis Pumas conseguirán un verdadero goleador y recordarán lo que es el amor a la camiseta. Estoy seguro, además, que comer gorditas de chicharrón servirá para adelgazar; y, por fin, el limón de verdad podrá cortar la grasa.

Dicen que a partir del 1 de diciembre no habrá alumnos rechazados en las universidades, por lo que supongo que se inaugurará el sistema de aulas sardinas para que quepan 400 estudiantes donde hoy toman clase 40. No hay nada que nos dé más confianza que saber que cualquier pendejo podrá ser médico aunque no pase ni el examen de admisión.

Ya, por favor, ya quiero que llegue diciembre y que llegue la cuarta transformación de México, porque seguramente así seré delgado, guapo, inteligente y... ¡hasta simpático! Hazte a un lado, Maluma. Sí, imaginemos cosas chingonas. Quién sabe, en una de esas resulta que en el México nuevo el Bacardí no da cruda.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2