×
Dan T
Dan T
ver +
[email protected]

" Comentar Imprimir
11 Julio 2019 04:04:00
Yo tengo otros gatos
Más allá de sus logros (si es que los llegan a tener) como funcionarios públicos, sin duda se merecen una medalla quienes trabajan con Andrés Manuel López Obrador. Y es que no debe ser nada fácil tener que lidiar con semejante necio. Vaya, todos alguna vez hemos tenido un jefe que no oye razones, que no ve evidencias y que sólo cree en sus propias ideas, en todos los trabajos ocurre así. Pero en el caso de quienes trabajan en el Gobierno, la cosa es más grave porque cuando salen de la oficina... siguen siendo mexicanos y viviendo en un país gobernado con las patas.

–Oiga, señor Presidente, pero si cancelamos el aeropuerto nos va a salir muy caro lo de las indemnizaciones a los contratistas.

–Pero ya tenemos el dinero.

–Pues sí, pero ¿para qué echar a la basura todo lo que ya gastamos?

–Esteee... no, señor Presidente, lo gastamos todos los mexicanos. Ese dinero no era de Peña o de su Gobierno, era el de todos los mexicanos, dinero que salió de los impuestos que pagamos.

–Por eso yo no pago impuestos. Además, era un robo ese aeropuerto y había mucha corrupción. Tenemos que poner fin al desperdicio.

–¿Y no cree, Presidente, que abandonar la inversión que ya se hizo es un desperdicio?

–Pues ese no es mi problema.

–No, señor ese problema es de todos los mexicanos que vamos a tener que pagar sus decisiones.

–No lo decidí yo, lo decidió el pueblo sabio, bueno y perreador.

–¡Usted es el Presidente!

–No me contradigas, Urzúa, no me contradigas. Mejor vamos a ver cómo va lo de la refinería en Dos Bocas. ¿Ya la acabamos?

–No, señor, todavía ni la empezamos.

–Pero, ¿por qué? Rocío Nahle me dijo que en dos meses iba a estar lista para la inauguración. Es más, ya hasta me compré una nueva guayabera dos tallas más grande para la ceremonia de corte del listón.

–No, señor, antes de empezar necesitamos los permisos ambientales.

–Ay, por favor, es Tabasco: ahí todo el mundo anda de buen ambiente. ¿Que no has oído la de ven, ven, ven, vamos a Tabasco que Tabasco es un edén? ¿Qué más ambiente quieres?

–Esteee... No, señor, los permisos ambientales se refieren a que las autoridades tienen que verificar que no vamos a destruir la naturaleza ni vamos a causar daños al ecosistema de la región.

–Háblame en español, camaján.

–Que necesitamos demostrarle a las autoridades que no vamos a contaminar todo con la construcción de una refinería.

–A ver, te explico. En primer lugar, la autoridad somos nosotros. Entonces dile a quien no nos ha dado los permisos que le doy permiso de que nos dé los permisos. Y que si no lo hace, mañana en la mañanera lo acuso de “fifí” y de hijo de Salinas. Y en segundo lugar, entiéndelo, Urzúa, nosotro no contaminamos. Esto ya cambió. Si el presidente no contamina, los mexicanos ya no contaminarán. Ya te lo he dicho: las escaleras se barren de arriba para abajo. Entonces, si yo no contamino, los mexicanos no contaminan y nuestra refinería tampoco contamina. ¿Te quedó claro?

–Es que no es así, Presidente.

–A ver, no te confundas, es como yo diga. Si yo te digo que brinques, brincas. Si te digo que es azul, tú dices que es azul. Y si te digo que vamos requetebién, tú dices que vamos mejor.

–No, presidente, yo tengo otros datos.

–Pues yo tengo otros gatos, así que úshele, úshele.

–¡Renuncio!

--Pues te estás tardando.

¡Nos vemos el domingo!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2